Un jardín azul con la gentiana acaulis

Publicado por Vanesa Sánchez, 15 Jul 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Gentiana acaulis

Si quieres un hermoso tapiz azul en tu jardín, tu planta es la gentiana acaulis. Esta bella flor merece ser la protagonista de nuestros hogares durante la primavera y el verano.

LO QUE DEBES SABER...
  • Gentiana acaulis: es una hermosa planta de un color azul intenso que alegra todo los jardines donde esté.
  • Cuidados: requiere de suelos con muy buen drenaje y semisombra, aunque podrá estar a pleno sol a ratos.
  • Características: pertenece al género gentiana y cuenta con unas 180 especies. Es una planta herbácea y perenne con flores en forma de trompeta.

 

Con esta planta tendremos un jardín de un color azul vivo, así que es mejor conocer un poco más sobre la gentiana, así como sus cuidados y necesidades.

 

Características de esta hermosa planta

Más conocida como genciana azul o genciana de verano, pertenece al género gentiana y a la familia gentianaceae.

Tiene una enorme variedad de especies, unas 180 que se reparten por todo el mundo, siendo en Europa donde esta variedad, la gentiana acaulis, tiene su hábitat natural. El nombre genciana viene de un rey llamado Ilirio Gentius, que al parecer descubrió sus propiedades medicinales.

La gentiana acaulis es una planta herbácea, silvestre y perenne que se da en zonas montañosas hasta los 2.500 metros, de climas alpinos, con sol y temperaturas frescas, por lo que su cultivo por el hombre no es tan sencillo, aunque siempre es posible.

Sus flores tienen forma de trompeta, de color azul, con líneas verde oliva y pequeñas notas en blanco y negro que son sus órganos reproductivos hermafroditas. El tallo no suele tener hojas o como mucho una o dos. Su tamaño puede llegar a los 10 centímetros y 1 metro de anchura y se presenta formando grupos.

La floración de la gentiana acaulis tiene lugar hacia final de la primavera y en verano.

¿Qué suelo es el apropiado para su cultivo?

El mejor suelo que favorece a la gentiana acaulis es aquel cuyo pH sea ácido o neutro y de textura arenosa o arcillosa, que se mantenga húmedo pero sin encharcarse por lo que conviene que tenga un buen drenaje.

La genciana está cómoda a pleno sol, pero también tolera una ubicación con semisombra, con una temperatura alrededor de 18 ºC.

Su cultivo se puede hacer por semillas o por división. Se pueden realizar con ella jardines rocosos o alpinos, o vistosos rincones en laderas de hierba, pero por el clima tan específico en el que se desarrolla la planta, no será fácil conseguir su reproducción en todas las zonas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios