Cultivar albahaca

Publicado por Vanesa Sánchez, 10 Jul 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cultivar albahaca en casa

La albahaca es una planta que ofrece un olor muy agradable, pero también un sabor exquisito para muchas recetas.

LO QUE DEBES SABER...
  • La albahaca: es una preciosa planta aromática que también es muy utilizada en la cocina.
  • Características: planta anual con hojas verdes, anchas y dentadas. Mide unos 40 cm de altura y tiene flores blancas en espiga.
  • Cómo cultivarla: hay que poner las semillas en semilleros, con mantillo y a poca profundidad. Se necesita mantener una temperatura de 25 ºC y una humedad constante, tapando el semillero con plástico hasta que germine la planta.

 

Esta planta aromática de un color verde intenso, alegra cualquier estancia en la que esté y además cuenta con flores pequeñas y en color blanco.

 

Características de la albahaca

Es una planta anual cuyo nombre científico es ocimum vulganis. La albahaca cuenta con hojas anchas, aromáticas y dentadas. El verano es el momento ideal de la floración donde se verán las flores agrupadas en espigas en color blanco. El tamaño de esta planta es de unos 40 cm de alto aproximadamente y pertenece a la familia Labiatae.

El riego de la albahaca tiene que ser abundante y hay que mantenerla en lugares a media sombra en macetas o jardineras con sustrato bien drenado y rico en nutrientes. La albahaca es una planta que no resiste las heladas, así que tendremos que protegerla en el interior de la vivienda cuando llegue el mal tiempo.

Al ser aromática, se utiliza como condimento culinario para muchos platos como ensaladas, pastas, pollo, etc.

Plantar las semillas de albahaca

Habrá que sembrar las semillas de albahaca en semilleros, entre los meses de marzo y abril. Lo más importante es mantener los semilleros o bandeja donde se realiza la siembra a una temperatura de unos 20 ºC y en la sombra.

La tierra debe estar bien húmeda, así que podemos utilizar un pulverizador para hacer esta tarea. Después, pondremos plástico trasparente tapando los semilleros y en el plazo de un mes aproximadamente tendremos las semillas germinando. Para que esto ocurra, tendremos que quitar el plástico cada día y comprobar el grado de humedad que tiene la tierra.

Cuando ya hayan germinado las semillas, quitaremos la cubierta de plástico del semillero o bandeja y aumentaremos la cantidad de luz pero sin darle de forma directa. Si vemos que en unos días más alguna de las semillas no ha crecido o ha salido muy poco, la retiraremos para que el resto pueda seguir creciendo bien.

Con esto, tendremos una preciosa y aromática planta de albahaca en casa, ideal y fresca para condimentar nuestros platos. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios