Trasplantar un arbusto

Publicado por Vanesa Sánchez, 17 Jun 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Trasplantar arbustos

Cuando llega el verano y el sol, pasamos mucho más tiempo en el jardín de casa y por ello a veces es necesario hacer algunos cambios en él. Por ejemplo, puede ser un buen momento para trasplantar algunos arbustos

LO QUE DEBES SABER...
  • Trasplantar arbustos: a veces es necesario hacerlo para que la planta siga creciendo correctamente.
  • Requisitos: el arbusto debe ser joven y hay que hacer el traslado cuando esté en parada vegetativa.
  • Pasos: realizar una zanja alrededor del arbusto con una azada, sacar con cuidado el cepellón y protegerlo. Hacer el nuevo agujero en la zona a trasplantar, colocar el arbusto, podarlo y regarlo en abundancia.

 

Si has pensado en trasplantar algún arbusto, árbol o planta, te dejamos unas recomendaciones para que veas cómo puedes hacerlo de la manera correcta.

 

Cuándo trasplantar

Antes de ponerte a la tarea de trasplantar un arbusto, ten presente que es mejor que la planta sea joven porque así tendrás más posibilidades de que el trasplante sea un éxito. Además, es mejor realizar el trasplante cuando menos actividad tenga, es decir, que esté en parada vegetativa, así no será tanto el sufrimiento del arbusto por tener que cortarle las raíces y moverlo.

También debes tener en cuenta qué tipo de arbusto trasplantas, puesto que no todos resisten este cambio y pueden llegar a morir.

Pasos para trasplantar el arbusto

Lo primero que debes hacer es sacar el arbusto de la zona donde está actualmente plantado. Para ello, ata las ramas para poder trabajar mucho mejor. Después con una manguera echa agua en la tierra si no está húmeda. Si lo está, déjala así.

Para sacar el arbusto, coge una azada y crea una zanja alrededor de la planta, quitando cada vez más tierra para que vaya quedando al aire el llamado cepellón, es decir, la tierra que está pegada a las raíces.

Lo mejor es que siempre hagas el trasplante con cepellón, independientemente de que sea de hoja caduca o perenne. A continuación, envuelve el cepellón en un plástico que sea duro o una lona, por ejemplo. Se trata de protegerlo para que no se rompa en el traslado.

Haz un hoyo en la nueva zona donde será trasplantado y mezcla la tierra con abono orgánico. Con esto lograrás que las raíces estén en un sitio más mullido o aireado, así el arbusto cogerá mejor los nutrientes y sus raíces se sujetarán mejor. Por último, hazle una poda de un tercio de las ramas y riégalo abundantemente.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios