Floridos cornejos en primavera

Publicado por Vanesa Sánchez, 27 May 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cornejos

Los cornejos son unos arbustos que pertenecen a la familia Cornaceae y que son originarios de Europa. Una de las especies más conocidas es el cornejo rojo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Cornejos: son arbustos con un especial colorido otoñal que resultan muy atractivos en primavera.
  • Especies más conocidas: cornus sanguínea, cornus alba y cornejo común, entre otras.
  • Características: arbustos de hasta 2 metros de alto, con ramas flexibles y flores blancas de 4 pétalos, con un olor algo desagradable.

 

Además de este tipo de cornejo, conocido también como cornus sanguínea, el cornus alba o el cornejo común es el más utilizado en el área de la ornamentación. El cornus florida también es otro de los arbustos más utilizados de esta familia.

 

Un seto vigoroso

Estos cornejos cuentan con hojas caducas verdes y ovales. Se trata de pequeños arbustos que se utilizan sobre todo por sus floraciones y por sus tonalidades otoñales que los hacen únicos en primavera. Estos arbustos pueden llegar a medir unos 2 metros de alto. Las flores cuentan con 4 pétalos en tonos blancos de unos 4 cm de diámetro y no tienen un olor muy agradable. El fruto de los cornejos es de color negro y tiene un sabor amargo.

Es un arbusto que cuenta con una madera bastante resistente y dura, todo lo contrario que las ramas, que son tiernas y muy flexibles. Esta característica de las ramas las hace ideales para usarlas en cestería.

Por su colorido y floración, los cornejos son especialmente utilizados en setos y macizos. Pero si no queremos formar setos, también podemos plantarlos en solitario, pues su porte vigoroso lo permite.

Cuidados que necesitan los cornejos

Por lo general, requieren de suelos que estén muy bien drenados y ricos en nutrientes, especialmente si se trata de una tierra un poco ácida. Además, los cornejos se pueden colocar en un jardín que tenga exposición al sol, pues son bastante resistentes a las temperaturas altas. Si hablamos del cornus sanguínea, en este caso sí hay que tener cuidado con el sol, porque el arbusto suele quemarse si los rayos con muy fuertes.

El riego del cornejo se hará por aspersión a las hojas de noche, y regaremos a diario cuando haga más calor. Por lo general, no le afectan ni plagas ni enfermedades. La multiplicación de los cornus se puede llevar a cabo por semillas y también por injertos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios