Eliminar los parásitos del sustrato

Publicado por Vanesa Sánchez, 21 May 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Parásitos en el sustrato

¿Has notado que alguna de tus plantas no tiene vigor y que hay pequeños montones de tierra alrededor del tiesto? Puede deberse a que existan parásitos en el sustrato.

LO QUE DEBES SABER...
  • Parásitos del suelo: primero tenemos que identificar si los hay o no. Miraremos si existen malformaciones o marcas en la planta y puntos pequeños.
  • Eliminarlos: usaremos insecticidas específicos, mejor si son ecológicos.
  • Tipos de parásitos: arañas, orugas, pulgones, cochinillas, etc.

 

Los parásitos suelen dejar pistas de su presencia en el comportamiento de las plantas. Te vamos a contar cómo puedes detectarlos y, sobre todo, cómo eliminarlos.

 

Cómo detectar los parásitos

Algunos de los síntomas que nos informarán de que las plantas tienen parásitos son: parada de crecimiento, malformaciones, marcas como puntos o pequeños hilos algodonosos, erosiones, etc. Pero la señal más clara son los montoncitos de tierra junto a la maceta que nos indicarán que el bicho está ahí y que sus heces ya han empezado a formar parte del sustrato de nuestra planta.

No todos estos parásitos son dañinos, ya que algunos pueden ayudar a oxigenar y abonar el sustrato, pero normalmente suelen alimentarse de los nutrientes, y las raíces y las hojas de la planta acaban por asfixiarse y morir.

Los pulgones son muy comunes, chupan la savia y además se reproducen a gran velocidad. Las cochinillas de textura algodonosa también son muy frecuentes. Arañas, orugas, gusanos y ciempiés son también componentes del muestrario de parásitos que pueden atacar a las plantas.

Cómo eliminarlos 

El exceso de humedad suele estar en el origen de las plagas que afectan al sustrato, así que para evitarlo en un futuro, sería conveniente controlar cuidadosamente el riego.

En las tiendas especializadas nos podrán asesorar en cuanto a los productos que pueden erradicar este tipo de problemas, dependiendo de la especie y la planta que estemos tratando. Hay tratamientos insecticidas convencionales y últimamente están muy de moda los ecológicos, apreciados por su menor agresividad.

El tratamiento definitivo, en el caso de macetas y jardineras, es el cambio de tierra, pues esto nos aportará la limpieza total del entorno de la planta. Debemos asegurarnos de que la tierra sea la apropiada para la especie y poner el máximo cuidado en el trasplante para que no peligre con el cambio.

Seleccionar la ubicación, elegir la mejor tierra y moderar el riego serán las mejores armas de protección para los habitantes vegetales de nuestro jardín. Sencillas pautas pero muy efectivas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios