Anémona coronaria

Publicado por Vanesa Sánchez, 11 Abr 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Flores anémona coronaria

También conocida como flor del viento o anémona amapola, la anémona coronaria es una especie muy apreciada para tener en nuestros jardines en primavera por sus bonitas flores y variedad de colores.                                            

LO QUE DEBES SABER...
  • Anémona coronaria: planta herbácea perenne de origen chino y japonés. Pertenece a la familia de las ranunculáceas.
  • Características: planta parecida a la amapola, con colores muy variados como el blanco, el violeta, el rosa o el rojo. Es bastante resistente a las plagas y a las enfermedades.
  • Requisitos: suelos arcillosos y bien abonados. Se deben plantar los bulbos en semisombra y regar abundantemente en la floración. 

 

A continuación, os describimos con más detalle las características y cuidados de esta planta tan presente en los jardines primaverales.

 

Características de la anémona coronaria

Su nombre procede de la palabra griega “anemos”, cuyo significado es viento. Tiene su origen en China y en Japón, y en la actualidad se conocen más de 60 especies de anémonas.

La anémona coronaria pertenece a la familia de las ranunculáceas y es una planta herbácea perenne de tallos desnudos, con hermosas flores en los extremos, semejantes a las amapolas, protegidas por brácteas. Sus colores son bastante variados, siendo algunos de ellos el amarillo, el rosa, el rojo, el azul, el violeta y el blanco.

Cuidados específicos

A esta planta le gustan los suelos arcillosos y además bien abonados. Los bulbos o rizomas se plantan en otoño a 5 cm de profundidad y a una distancia entre ellos de 10 cm. En cuanto a la luz, prefieren semisombra o incluso la umbría. El riego deberá ser abundante en época de floración, pero iremos disminuyéndolo a medida que la anémona coronaria vaya secándose. Debemos estar pendientes de las heladas puesto que habrá que cubrir las plantas.

La multiplicación se lleva a cabo por división de los hijuelos de los rizomas o por semillas, siempre cuando la planta está seca. En ese momento, podemos optar por sacar la anémona de la tierra y guardarla en lugar seco hasta el momento de la plantación o por dejarla enterrada y que brote de nuevo la siguiente primavera al volver a regarla.

A pesar de ser una planta resistente a las plagas y a las enfermedades, lo que más puede afectar a la anémona son los hongos, además del moho y los virus. En relación a las plagas, es propensa al pulgón, al nematodo, al gusano gris y a la oruga.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios