Cultivar la manzana McIntosh

Publicado por Vanesa Sánchez, 31 Ene 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Manzanas McIntosh

A casi todo el mundo le gustan las manzanas, siendo además una de las frutas más comunes que solemos tener en casa.

LO QUE DEBES SABER...
  • Manzanas McIntosh: se distinguen por su color rojo intenso o verde. Su sabor es ligeramente ácido.
  • Origen de la manzana McIntosh: por un injerto en otro manzano llevado a cabo por John McIntosh, un granjero de Ontario.
  • Cultivar manzana McIntosh: haciendo un injerto en la raíz de otro manzano McIntosh. Hay que cortar una rama en forma angular y realizar el injerto en la raíz.

 

Además, plantar manzanos es uno de los cultivos más fáciles de realizar, evidentemente eligiendo las frutas autóctonas de la región para que se adapten sin problemas al clima.

 

La manzana McIntosh

Esta manzana McIntosh tiene un origen muy curioso y es una de las más conocidas en América. En España las manzanas McIntosh o Mac no son tan conocidas. La forma de cultivar las manzanas McIntosh es a través de injertos en otros manzanos McIntosh. Estos manzanos provienen del primero que hizo su descubridor, John McIntosh, cuando para crearlos se le ocurrió hacer un injerto a un manzano. De ahí salió esta variedad a la que se le dio su nombre, allá por el año 1836 en Ontario, donde este señor tenía su granja.

Las manzanas McIntosh dieron el nombre a la famosa marca de productos tecnológicos (Apple), cuyo símbolo es una manzana mordida.

Existen dos variedades, la de piel de color rojo intenso  y la de color verde. Tiene una carne muy blanca con un sabor ligeramente ácido, aunque es una de las variedades favoritas para las compotas y otros postres por su rico sabor. Se cultivan durante todo el año, pero las mejores serán las que se recolecten entre septiembre y febrero que es su verdadera época. 

Plantar y cultivar estas manzanas

Como bien hemos dicho, para conseguir cultivar estas manzanas McIntosh deberás usar el método del injerto. Esta técnica consiste en hacer un corte en una de las ramas que se llamaría vástago. Este vástago se corta de forma angular y se agarra a un corte en las raíces de otro manzano.

Aunque esta es la forma de hacerlo, también se pueden encontrar manzanas McIntosh en invernaderos ya siendo plantas jóvenes (hasta los 6 años) o adultas para después simplemente plantarlas directamente en nuestro jardín. Para ello deberás cavar un hoyo lo suficientemente grande y profundo como la maceta en la que está y plantarlo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios