Flores capuchinas para tu jardín

Publicado por Vanesa Sánchez, 28 Nov 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Flores capuchinas

La flor capuchina es conocida mundialmente y seguramente te has fijado en ella más de una vez. Conoce los cuidados que necesita esta planta para tenerla en tu jardín.

LO QUE DEBES SABER...
  • Flor capuchina: de la familia de las tropeoláceas, es una de las más conocidas por sus colores y su forma de trompeta.
  • Cocina: se puede usar para acompañar ensaladas, ya que esta flor tiene un sabor parecido a la pimienta.
  • Cuidados: riego moderado y abono pobre en nitrógeno. Hay que plantarla en zonas de semi sombra.

 

Las flores capuchinas tienen dos cualidades que destacan y que las hacen inconfundibles: su olor y su color.

 

Otras características de la flor capuchina

Pertenece a la familia de las tropeoláceas y es una de las plantas que más se utiliza en los jardines. De las más de 50 especies que se conocen de esta particular planta, la más popular o clásica es la tropaeolum majus. Es una planta originaria de Perú, Colombia y Ecuador.

Sus hojas son redondeadas y con forma parecida a un escudo, cuentan con un color verde y con un olor penetrante. Gracias a la forma de sus flores, como si fueran unas trompetas y con espuelas, es muy fácil reconocerla. Entre la gama de colores de la capuchina está el naranja o el carmín oscuro, incluso puede ser bicolor. Las flores tienen un brillo muy especial y con una o dos plantas tendrás un jardín muy alegre y lleno de color.

Es una planta herbácea anual y perenne que se puede utilizar como trepadora o como planta rastrera (que se extiende por el suelo). Cuando la plantes, deja espacio entre ella y el resto de las plantas para que crezca bien, ya que si no se hace de este modo puede invadir a las otras.

Cuidados

La flor capuchina se puede plantar durante prácticamente todo el año y florece unas 10 semanas después de haberla sembrado. La tierra que necesita es un suelo bien drenado, incluso algo seco y pobre. Fortalece la planta con abono pobre en nitrógeno y con abundante fósforo. Sitúala en una zona donde esté en semi sombra, pero con cuidado porque la sombra en exceso hará que no florezca.

En cuanto a los cuidados del riego, no lo hagas excesivamente, sino moderado. Para que te hagas una idea de la frecuencia, mantén el terreno siempre fresco. La capuchina tiene buenas reservas de agua y, si se abusa del riego, puede llegar a pudrirse.

Estas flores se suelen utilizar en cocina. Por ejemplo, sus hojas son muy ricas en vitamina C y se pueden usar en ensaladas, ya que tienen un sabor parecido a la pimienta



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios