Mesembriantemo, da color al otoño

Publicado por Vanesa Sánchez, 26 Nov 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Mesembriantemo

El mesembriantemo es una planta de mucho colorido que durante el otoño ofrece un toque muy intenso de color morado.

LO QUE DEBES SABER...
  • Características del mesembriantemo: es una planta suculenta y rústica con flores abundantes y coloridas de 3 cm.
  • Cultivo: en suelos arenosos y pobres, no hay que plantarla en suelos húmedos y compactos.
  • Cuidados: abonado durante el otoño, cortar los brotes secos y las flores marchitas. Colocarla al sol y ofrecerle poco riego.

 

Esta curiosa planta, que es de la familia de las aizoáceas, no requiere demasiados cuidados si la tenemos en una terraza o balcón que estén acristalados.

 

Características y particularidades del mesembriantemo

Esta planta suculenta, cuya altura puede llegar a los 30 cm., proviene de África del Sur. El mesembriantemo suele florecer en primavera, teniendo flores de color violeta, rosa o carmín bastante abundantes de unos 3 cm. Este tipo de flores nos recuerdan a las margaritas por su forma. De hecho uno de los nombres por el que también se le conoce es margarita de Livingstone u otros como alfombra mágica o doroteantus.

El único problema importante que puede tener el mesembriantemo, es que si tiene estancamientos de agua o la planta está en el exterior y constantemente le cae agua de lluvia, puede sufrir de micosis.

Cuidados del mesembriantemo

La ventaja que tiene esta planta es que es bastante sencilla de cultivar, sobre todo en lugares cálidos y secos, donde brillará en todo su esplendor. Es una planta que requiere de bastante sol y, por tanto, no son resistentes a las heladas. Durante el verano podemos tenerla en el balcón o terraza sin problemas, siempre y cuando las temperaturas no sean excesivamente altas.

Como es una planta rústica, lo mejor es plantarla en suelos arenosos y bastantes pobres, incluso en suelos pedregosos puede florecer y vivir sin problemas. Se debe evitar plantarla en suelos compactos y húmedos. Al ser una planta suculenta requiere de pocos cuidados en lo que se refiere al riego, que será poco frecuente, aunque habrá que prestar atención en verano y cuando haya sequías. Cuidado porque puede llegar a ser una planta invasora si la tenemos en jardín, suponiendo un grave problema para el resto de plantas.

El abonado se debe realizar durante el otoño y se utilizará un abono con fertilizante completo. Además cuando veamos flores marchitas habrá que eliminarlas, así como cortar los brotes que estén secos. Este último proceso se hará al final del invierno.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios