Tipos de poda

Publicado por Vanesa Sánchez, 25 Jul 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Podar una planta

Dependiendo de para qué se hagan y la forma de hacerlas, hay diferentes tipos de poda. Todas son fundamentales para el correcto crecimiento de árboles, arbustos y plantas.

LO QUE DEBES SABER...
  • Podas: necesarias para el rejuvenecimiento, formación, limpieza y trasplante de plantas, árboles y arbustos.
  • Cuándo hacerlas: a finales del invierno, desde mediados de febrero hasta finales de marzo.
  • Poda rutinaria: en cualquier momento del año, se realiza a las plantas para eliminar flores o extremos marchitos y así estimular la floración.
  • Herramientas: debemos utilizar desde tijeras de poda para las plantas, hasta sierras y pértigas de podar para arbustos y árboles.

 

Las podas son muy importantes para ayudar en el buen crecimiento de las plantas, pero siempre hay que hacerlas de la manera más adecuada. Hay que realizarlas al final del invierno justo antes de la brotación, es decir, de mediados de febrero a finales de marzo.

 

Poda de limpieza y poda de trasplante

El objetivo de la poda de limpieza es la eliminación de las ramas no deseadas para el árbol. Este tipo de ramas o formaciones que no son buenas para los árboles son las ramas muertas, secas o dañadas, las ramas más orientadas, chupones o las ramas que están muy próximas unas de otras. Este tipo de poda es esencial para el mantenimiento de los árboles y arbustos.

La poda de trasplante es la que se realiza sobre las plantas y árboles cuando se realiza la plantación. Se lleva a cabo sobre las raíces y la zona aérea podando las ramas por la mitad, respetando siempre la forma y la especie de que se trate.

En el caso de las plantas se realizan las podas en las hojas donde hay muchas para liberarlas cuando se trasplantan a otras macetas mayores.

Otros tipos de poda

Hay otros tipos de poda, como la de rejuvenecimiento, que se hace eliminando partes de árboles o arbustos para sustituirlos por nuevos o por más jóvenes.

La otra poda, la de formación o topiaria, se utiliza para conseguir una forma determinada o mantener la que ya tiene, por ejemplo en los arbustos con formas. Dependiendo de la especie de árbol que tengamos necesitará más o menos poda de este tipo.

En el caso de las plantas se puede hacer una poda rutinaria cortando periódicamente los extremos de la planta que estén más desarrolladas o muertas, igual que con las flores marchitas. Esta se puede realizar en cualquier época del año y con esto se consigue estimular la floración de la planta para que crezca más vigorosa y llena de vida.

Para hacer las podas utilizaremos, en el caso de las plantas, unas tijeras de poda. En el caso de los árboles podemos utilizar una sierra o tijeras para podar. 

Las tijeras de podar pueden ser de una mano o de dos manos. Las primeras son para cortar hasta 2 cm. de diámetro y las de dos manos son para cortes de hasta 4 cm. En caso de podas superiores procederemos a utilizar otras herramientas, como serruchos, pértigas de podar, sierras, etc., que se utilizarán fundamentalmente para árboles o arbustos grandes.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios