Cómo cuidar las plantas en verano

Publicado por Vanesa, 01 Jun 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

cuidar plantas en verano

En la época veraniega el sol puede ser un enemigo para las plantas. Hay que tener mucho cuidado con ellas y prestar más atención para que no se estropeen. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Pasos: riego abundante y limpieza.
  • Evitar: exposición al sol directa.
  • Abono: y productos específicos contra plagas.

 

Con el calor tan fuerte del verano, debemos prestar especial atención a las plantas y reforzar sus cuidados en esta época. Sobre todo para aquellas que tenemos en la terraza, balcón o azotea. 

Consejos para el cuidado de las plantas en verano 

Uno de los más importantes es el riego, aunque no el único. Hay que tener especial cuidado con el riego porque también el exceso de agua o humedad es perjudicial para ellas. Lo que debes tener en cuenta es el tiempo que tiene que pasar entre un riego y otro. Es mejor un riego profundo más de vez en cuando que uno superficial con mayor frecuencia, porque las raíces absorben más agua con el riego profundo.

Durante los meses de tanto calor es mejor regar las plantas al amanecer o al atardecer, nunca a las horas de mayor calor porque así se evaporaría el agua muy rápidamente. Procura tener un poco de agua en los platos además de regar por encima a las plantas. Así la humedad se mantendrá pero sin abusar. Si quieres puedes coger un palito e introducirlo por la tierra para comprobar si está mojada o no. También debes tener en cuenta el tipo de tierra utilizada, ya que una arenosa absorbe mejor el agua que una arcillosa, que se encharca en la superficie pero no llega como es debido a las raíces.

Evita también la exposición al sol directamente ya que es uno de los factores de mayor riesgo que hay durante las altas temperaturas. Para ello coloca las plantas en un lugar fresco y donde no tengan una exposición directa, es decir, que esté semioscura. Puedes también cubrirlas con un plástico para que retengan mejor la humedad y no tengan una evaporación más rápida.

La limpieza, un factor importante

Debes prestar atención a las hojas y flores que estén secas. Si es así, córtalas para dejar a la planta liberada y no tengan dificultad en su crecimiento. Para limpiarlas el polvo y la suciedad usa un pulverizador de agua jabonosa. Luego utiliza agua sola abundante para aclararlas.

Además de todo lo anterior, durante el verano debes añadir a la tierra de las macetas abonos y productos específicos contra las plagas o bichos que pueden dañarlas. Estos productos los encontrarás en los centros de jardinería y son insecticidas o fungicidas. Aplícalos siempre con pulverizador después de limpiarlas y dejarlas libres de hojas secas y polvo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios