Un bonito rosal en el jardín

Publicado por Virginia, 29 May 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Rosal jardín

Una de las plantas más bonitas que podéis sembrar es el rosal y además crece rápido. Pero para ello primero tendréis que saber cuál plantar y cómo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Tipos: alrededor de 100 especies de rosas.
  • Sembrarlas: en tierra arcillosa.
  • Abundante: luz y agua.

 

Aunque no lo sepáis, este género comprende numerosas especies y variedades ya que se ha mezclado varias veces para crear nuevas formas de rosales de muchos colores. La elección de cuál poner en tu jardín es solo tuya.

 

Qué rosal elegir

Hay alrededor de 100 especies de rosas silvestres y todas ellas muy olorosas. Las diferencias entre ellas están en factores de diverso tipo: si florecen rápido y en gran cantidad, de la floración de sus pétalos, del color de sus flores, del tipo de ramas (si son más o menos espinosas), si crecen como arbusto o como una enredadera…

Entre las especies están: rosa gallica, la rosa centifolia, rosas amarillas, rosas blancas… Incluso la enredadera, gran protagonista de algunos cuentos.

A plantar se ha dicho

Una vez tengáis decidido qué tipo de rosa vais a plantar, es hora de poneros manos a la obra, pero sabiendo primero unas condiciones básicas que necesita todo rosal. Primero será elegir dónde vais a cultivar: en maceta, en el suelo de jardín, en algún parterre, etc. Esto es necesario para saber cuándo plantarlos, ya que si lo plantáis fuera tendréis que hacerlo en otoño. De esta forma crecerá perfecto en la próxima primavera.

Si plantáis el rosal en maceta, podréis hacerlo en cualquier época del año pero recordad que a las plantas no les sienta nada bien los cambios de sitio, en el caso de tenerlo que mover a un lugar más cálido. Recordad colocarlo en un lugar soleado y en el que haya ligeros movimientos de aire.

Dejad el rosal en agua durante al menos 12 horas. Así mientras el rosal se hidrata vosotros podréis preparar la arena.

Una vez tengáis un sitio perfecto para vuestras rosas, es el momento de preparar la zona. Si vuestro suelo no es arcilloso (vital para las rosas) haced un agujero en el suelo lo bastante profundo para que el rosal crezca sin problemas y añadidle tierra con arcilla y el estiércol para ayudar a que crezca de forma sana. Dejad un trozo central sin rellenar para poner el rosal antes de taparlo por completo. Cuando vaya llegando el frío, si habéis decidido plantarlo fuera, cubrid la parte del rosal con otra parte de arena o piedras para proteger la planta. Y ya, para terminar, regad con agua abundante.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios