Cómo evitar hongos en el césped

Publicado por canalHOGAR, 31 Ene 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Diversos hongos creciendo entre la hierba recién regada

El agradable tacto y la frescura que un césped bien cuidado suele tener puede cambiar por la incursión de hongos que lo echen poco a poco a perder si no actuamos a tiempo.

En ocasiones el color herbáceo habitual se ve invadido por otros tonos más oscuros, grises o incluso rojizos. Esto es señal inequívoca de la aparición de hongos en el césped, algo que puede ser bastante perjudicial si no se pone remedio a tiempo.

Las causas por las que pueden brotar estos indeseados invitados son variadas. Un ambiente húmedo, provocado por lluvias frecuentes o un clima poco seco, se convierte en el caldo de cultivo para los hongos. Lo mismo puede ocurrir si utilizamos un sistema de riego que aporte más agua de la que el césped necesita.

Por otro lado, si usamos frecuentemente fertilizantes también aumentará el peligro de hongos, puesto que contienen residuos orgánicos que ayudan a su desarrollo.

 

 

 

¿Qué pasos hay que seguir para impedir una infección por hongos?

No hay nada mejor para evitar este tipo de casos que realizar una buena prevención. Para ello hay que tomar nota de una serie de actuaciones con las que mantendremos un césped abundante y saludable.

  • Adecuar el riego a cada clima. Si implantamos un sistema sin tener en cuenta el agua natural que puede llegar a absorber nuestro césped según la época del año en la que nos encontremos podemos caer en ese exceso de humedad tan poco recomendable. Generalmente, con regar por la mañana temprano es suficiente, aunque es algo que se puede comprobar con el nivel de sequedad que muestre a lo largo del día.
  • El fertilizante. Es cierto que antes hemos mencionado que puede ser una causa de hongos, pero sólo usado de forma errónea. Y es que este producto añade vitaminas muy beneficiosas para la vida vegetal que crea fortalezas adicionales. Recuerda leer bien las indicaciones de cada fertilizante para un correcto uso del mismo.
  • Dar oxígeno. De vez en cuando hay que realizar un aireado a la tierra para que respire. Se trata de hacer una serie de agujeros de hasta diez centímetros de profundidad que adecúan el terreno para mejorar su salud y fertilidad. Es recomendable hacerlo un par de veces al año.
  • Escarificar. En este caso se remueve la tierra pero de una forma mucho más superficial. La finalidad es quitar esa capa de fieltro (compuesta por tierra, hojas y raíces que se van acumulando) que puede oprimir el suelo y perjudicar a la larga. Se recomienda realizar al menos este proceso dos o tres veces en un año.
  • Un corte alto. La hierba no es que no haya que cortarla, pero tampoco hay que pasarse. Un corte muy  pronunciado debilita el césped puesto que se queda casi sin reservas. Es bueno por tanto dejar un mínimo de altura para que cuente con más resistencia ante agentes externos.

 

 

Tratamiento de los hongos

Pero si después de toda prevención aparecen hongos en el césped en algún momento, lo primero que hay que hacer es identificarlos. Hay muchos tipos y clases y -sin haberlos clasificado primero- no podemos empezar ningún tratamiento específico.

Si no se dispone de un conocimiento previo del asunto, es mejor acudir a expertos en temas de jardinería y viveros que te solucionarán todas las dudas. Ya identificado el culpable se escoge el fungicida adecuado con el que iremos eliminándolo poco a poco y evitaremos que se extienda a otras partes. Es necesario también limpiar las herramientas que estén en contacto con la zona afectada para evitar un posible contagio.

La aparición de una determinada enfermedad en el césped de forma continuada en una época concreta justifica la utilización de fungicidas antes de que haya cualquier signo o daño visible. Con los Seguros de Hogar de MAPFRE tendrás ayuda especializada para recuperar tu jardín en caso de una infección por hongos.

 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos