Las mejores ideas para ahorrar agua en tu jardín

Publicado por canalMOTOR, 19 Sep 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Las mejores ideas para ahorrar agua en tu jardín

Tener un jardín supone gastos extras, pero si te preocupas por los detalles y descubres las mejores ideas para ahorrar agua, por ejemplo, disminuirás el presupuesto y colaborarás en el cuidado de un recurso natural vital; el agua.

El gasto de agua en el jardín puede dispararse si no te preocupas de frenarlo y cuidarlo para que el consumo sea el adecuado y el menor posible. Sin que tus plantas se resientan y luzcan perfectas, puedes poner en práctica alguna de las mejores ideas para ahorrar agua en el jardín.

   1. Plantas adecuadas

Este es un consejo básico y de vital importancia para tu jardín, no sólo para ahorrar agua, sino también para que tu espacio natural luzca en las mejores condiciones y veas tu trabajo como jardinero recompensado. Elige siempre plantas autóctonas de la zona donde está ubicado tu jardín, evita plantas exóticas o poco adecuadas al clima donde vas a ponerlas. Si tienes dudas, consulta siempre y atiende los consejos de los expertos y de los jardineros en el vivero donde compres tus semillas o plantas.

Si eliges flores, árboles o arbustos adecuados a la temperatura, los ciclos de lluvia y el tipo de tierra que puedes ofrecerles, el ahorro de agua y también de trabajo en el jardín será considerable y, además, tus plantas lucirán con total esplendor. Apuesta por la xerojardinería.

   2. La localización de las plantas, también importa

Si quieres ahorrar agua es importante que no coloques tus plantas en cualquier lugar del jardín, es aconsejable agrupar las plantas según sus necesidades de agua, además del tipo de terreno que prefieran y las horas de sol que precisen. De esta forma será mucho más sencillo el riego, tanto manual como automático, y podrás ahorrar agua al aplicar con precisión la cantidad de agua necesaria en cada zona, sólo la necesaria.

Si tienes césped que necesita un riego muy abundante, coloca en el borde las plantas o flores que más agua necesiten también para aprovechar el riego abundante que tienes que procurar a la hierba. Además, puedes evitar la evaporación prematura, sobre todo, en zonas muy soleadas o en climas muy cálidos, protegiendo la tierra con corteza o mantillo. Notarás que el agua cunde más días.

   3. La hora del riego y el modo

Es importante prestar atención a la hora de riego y elegir la más adecuada en función de la estación del año y el tipo de clima. Como norma general, lo mejor es regar por las noches o por la mañana a primera hora del día, se trata de darle a la tierra tiempo para que absorba el agua antes del que el sol la evapore.

 

El modo de riego también es importante, la manguera es la peor aliada para el ahorro de agua, evítala siempre que sea posible y no la utilices para limpiar el jardín. Los sistemas de riego por goteo son los más ahorradores, como norma general, y mejor usar la regadera o similar siempre que puedas para el riego manual. Procura instalar algún sistema de recolección de agua de lluvia para aprovecharla para regar, además de ser la mejor para las plantas, el coste es cero.

   4. Evita el césped

No es una moda ni una casualidad que cada día en España haya menos jardines con césped, especialmente en las zonas más cálidas, este tipo de cultivo exige un riego abundante y un clima que no suele ser el habitual en España, por lo que los cuidados son muy constantes y en la mayoría de los casos, a pesar del gasto y los esfuerzos, el césped no sobrevive.

Existen un montón de interesantes alternativas al césped, tanto en versiones naturales: otro tipo de plantas tapiz, como en artificiales: áridos decorativos o pavimentos que pueden ser naturales o artificiales, según tus necesidades y gustos. Si finalmente no quieres renunciar al césped, al menos, elige entre los diferentes tipos el más adecuado para tu caso para que el gasto de agua y cuidados sea el mínimo y tengas posibilidades de éxito.

Ahorrar agua en el jardín no sólo es posible, sino que es sencillo y muy fácil de conseguir, sólo es necesario revisar algunas rutinas de cuidados y si es necesario, cambiar algunas plantas o la distribución de ellas. En tu próximo viaje, observa jardines y espacios exteriores, descubrirás alternativas para el ahorro de agua seguro y con la póliza de Seguro de Viaje MAPFRE adecuada, te evitarás disgustos y ahorraras en problemas para que siempre tus escapadas sean como soñaste.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios