Fungicidas caseros para el jardín

Publicado por canalHOGAR, 17 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Fungicidas caseros para el jardín

Acabar con las principales plagas e insectos dañinos para tu jardín o parte de tus plantas es posible de una forma natural, casera y económica. Los fungicidas caseros son de origen ancestral y tienen siglos de experiencia probada.

Antes de que los pesticidas químicos e industriales llegaran, los agricultores y jardineros de todas las culturas y civilizaciones mantenían sanos y libres de invasores sus plantaciones con remedios caseros, que aunque exigen cierta constancia y en general, son de actuación más lenta, resultan muy efectivos en la mayoría de los casos.

Si tienes un jardín respetuoso con en el entorno y con valores ecológicos y sostenibles, completa sus cuidados con la aplicación de fungicidas caseros  para el jardín que tú mismo puedes elaborar y aplicar con seguridad y eficacia probada.

1. Contra las plagas más comunes; como pulgones, cochinilla, minador de cítricos, ácaros y orugas en las rosas, plantas ornamentales, cítricos y árboles frutales

El aceite blanco es un eficaz fungicida para las plagas más habituales, que suelen atacar plantas y cultivos. Con aceite vegetal y jabón líquido puro, podrás hacer tu propio aceite blanco y ver como los pulgones abandonan tus rosales de una manera natural y no tóxica.

Mezcla aceite vegetal con jabón líquido y agita hasta que el líquido se ponga blanco, Ya tienes un eficaz fungicida concentrado. Para su uso debes diluir dos cucharadas -unos 10 mililitros-  por cada litro de agua, agita y pulveriza tus plantas con total seguridad durante los próximos tres meses, el tiempo que será la mezcla eficaz, siempre que la conserves en un lugar fresco y seco.

2. Adiós a los caracoles y babosas

Este tipo de animales son comunes en los jardines, sobre todo en zonas húmedas y sombrías, puedes detectarlos especialmente al anochecer o después de una tormenta, son sus situaciones preferidas para salir. Si no quieres contar con estos visitantes entre tus plantas, prepara este pesticida, muy sencillo y asequible, pero 100 por 100 eficaz.

El amoniaco es el ingrediente principal para librarte de caracoles y babosas. Prepara una mezcla con una 1 parte de amoniaco por 4 partes de agua en una botella de spray, con un poco de jabón líquido. Rocía esté preparado por las zonas de paso de babosas y caracoles y en muy pocos días no volverás a verlos.

3. Un recurso multiusos para todo tipo de jardines

El ajenjo es el ingrediente principal del pesticida natural conocido como spray de Chile, que es muy práctico ya que resulta eficaz contra una gran cantidad de plagas e insectos de los más comunes y habituales en casi todos los jardines, como pulgones, mosca del frijol y la mosca blanca.

Vas a necesitar una taza de chiles picantes, cuanto más fuertes mejor, y otra de ajenjo que mezclaras con seis de agua. Primero fusiona los chiles y el ajenjo en una taza, añade el resto del agua y cuécelo hasta que hierva. Deja en reposo durante una hora, cuela el resultado y rocía tu jardín. Se cauteloso en el uso de este pesticida, ya que aunque es natural puede resultar dañino en contacto con los ojos o la piel, úsalo con precaución y guárdalo en un lugar seguro, fuera del alcance de los niños y con una etiqueta adecuada que informe sobre su peligrosidad.

4. Repelente para las hormigas

Si la presencia de hormigas en el exterior de tu casa pasa de ser simplemente anecdótica y las hileras recorren todo tu jardín con total impunidad, es necesario que elabores aceite de poleo para invitar a las hormigas a buscar otros espacios.

Para hacer el aceite necesitas, hojas de poleo y aceite de cártamo. Licua ambos ingredientes con una licuadora o con la batidora casera, embotella el resultado y tápalo, deja reposar la mezcla unas 24 horas en un lugar cálido. Después, impregna de aceite hormigueros y zonas de paso.

Estos son cuatro recursos eficaces y efectivos contra las principales plagas que pueden asolar tu jardín, son recursos naturales, lo que no significa que no sean agresivos y fuertes en algunos casos. Antes de que las grandes plagas invadan tus plantas, es conveniente apostar por la prevención y mantener con remedios también naturales -repelentes- a los principales insectos, hongos y otras especies dañinas lejos de tus espacios naturales.

La prevención en el jardín -como en el resto de tu casa- te evitará tener que tomar medidas más drásticas, caras y trabajosas. El Seguro de Hogar MAPFRE te ofrece las coberturas, asistencias y servicios precisos para que tu vivienda y tú siempre estéis protegidos contra las eventualidades más cotidianas y frecuentes.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos