Cómo funcionan los conos de riego automático

Publicado por canalHOGAR, 20 Jul 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo funcionan los conos de riego automático

No hay excusas para no tener tus plantas hidratadas durante tus vacaciones o escapadas, los métodos de riego automáticos son muy variados para dar respuesta a todas las necesidades. Entre ellos, los conos de riego destacan por su sencillez y eficacia.

No es necesario que asumas la pérdida de tus plantas preferidas cuando tienes que dejarlas un par de días o una semana sin atención, aunque hay plantas que pueden sufrir por su delicadeza, hay una gran mayoría que podrán aguantar tu ausencia, simplemente con que dispongas de algún método de riego automático como los conos.

Cada forma de riego automático que puedes encontrar en el mercado responde a un tipo de demanda de los usuarios y a las necesidades de las diferentes plantas, tipos de jardines o huertos. La periodicidad del riego, la cantidad de plantas y su especie, tu presupuesto y el tiempo que tengas para preparar e instalar el riego van a marcar la elección de un tipo u potro de riego.

Los conos de riego automático presentan una serie de características que les hace ser la solución perfecta para muchos casos.

- Los conos son muy sencillos de usar e instalar. No precisan cambios, ni en las plantas ni en el espacio donde estas se encuentran. Es un método ecológico y natural.

- Son adecuadas para macetas de pequeño o medio tamaño, aunque en las grandes pueden usarse si colocas más de un cono para aumentar el flujo de agua a la planta, cubriendo sus necesidades.

- Dependiendo del tipo de planta que necesites regar, los conos serán útiles para unos días o para más tiempo. Aunque la media más habitual y recomendable para este tipo de método es de tres a diez días de ausencia.

Si estas características de los conos de riego automático y sus ventajas coinciden con lo que estás buscando para poder dejar tus plantas atendidas -en cuanto a riego- durante tus viajes, son un recurso fácil de encontrar en las tiendas de jardinería.

 

 

Si tienes dudas sobre el número de conos que necesitas u otros detalles, lo mejor es que consultes tus necesidades concretas en tu establecimiento habitual especializado y atiendas sus sugerencias y consejos. Sigue las instrucciones de preparación y colocación de los conos de riego automático según especifique el fabricante elegido, aunque en general todos los conos se instalan de manera muy similar.

1. Saca los conos de su estuche y destapa, deja la tapa en un lugar localizado y seguro, lo vas a necesitar posteriormente.

2. Los conos deben sumergirse en agua durante un tiempo. Atiende a las recomendaciones de uso y preparación de los conos que hayas comprado, ya que puede variar según el tipo y tamaño.

3. Coloca los conos con cuidado en las plantas. Debes clavarlos o enterrarlos sutilmente en la tierra de las macetas, por la parte puntiaguda y con la zona donde va colocada a la tapa hacia arriba para poderlos tapar posteriormente.

4. Cuando los conos están fijados en la tierra, debes llenarlos de agua cuidadosamente, de manera que queden completos. Entonces puedes volver a tapar.

5. Despliega los tubos de plástico de los conos hacia los recipientes de agua de donde se abastecerán para el riego. Cuanto más grande sea el contenedor de agua, más tiempo será válido el riego automático, ya que contará con suministro de agua. Lo más recomendable es usar botellas de plástico que ofrecen gran capacidad, altura y una apertura superior pequeña, que minimiza la evaporación del agua.

La sencillez y eficiencia del método de riego automático que ofrecen los conos es evidente. Confía en ellos para dejar tus macetas con un suministro de agua a su disposición durante tus vacaciones, escapadas o viajes de trabajo; es un método bastante fiable y eficaz, si tu tipo de plantas lo admite.

Con los conos de riego automático ya tienes a tus plantas preparadas para afrontar tu ausencia y una preocupación menos; y con la contratación de un Seguro de Viaje MAPFRE lograrás también minimizar las consecuencias de imprevistos y percances que puedan surgir tanto en los preparativos -cancelaciones o anulaciones-, como durante el propio viaje.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios