¿Qué es la xerojardinería?

Publicado por CanalHOGAR, 08 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

¿Qué es la xerojardinería?

El origen de la xerojardinería hay que buscarlo en Estados Unidos en la década de los 80. La respuesta a la pregunta qué es la xerojardinería es bastante sencilla: se trata de un tipo de jardinería respetuoso con el medio ambiente y con un bajo consumo de agua.

El principal objetivo de la xerojardinería es crear espacios verdes que consuman la menor cantidad de agua que sea posible, siempre de acuerdo al espacio y a la climatología del entorno donde está el jardín.  En Estados Unidos, pocos se preguntan ya qué es la xerojardinería, ya que sus principios están profundamente extendidos y arraigados,  tanto en la población como en los profesionales de la jardinería.

El “xeriscape”, que es como se denomina en Estados Unidos a la xerojardinería, se creó de la unión del término “xeros” (seco) y “landscape” (paisaje). Sin embargo, es un error pensar que los xerojardines son espacios secos, marrones y llenos de cactus. Por el contrario, los principios de la xerojardinería permiten crear jardines muy completos y variados, auténticos vergeles llenos de colorido, sombra y naturaleza.

Los seis principios de la xerojardinería te sacarán de dudas y responden a la perfección a la pregunta qué es la xerojardinería.

1. El uso racional y eficiente del agua en jardinería es xerojardinería, un concepto que triunfa desde hace años en Estados Unidos y que ha salvado el paisaje y la naturaleza de muchas de las zonas más áridas y con problemas de sequía del país.

2. No hay limitaciones para la xerojardinería, pero sí hay un tipo de planta, arbusto o árbol adecuado para cada tipo de jardín; solo hay que buscarlo y encontrarlo. Con los cuidados adecuados, todas las plantas crecen y se reproducen, cuidando el entorno y ayudando a su enriquecimiento.

3. La xerojardinería estudia y aprende del entorno. Apuesta siempre por plantas y especies autóctonas que son las que crecen siempre en mejores condiciones y con menos cuidados en los jardines, necesitando muy poca agua extra para su mantenimiento idóneo.

4. El uso de plantas tropicales y exóticas no autóctonas de la zona donde va a crearse el jardín es totalmente contrario a la xerojardinería y sus principios.

5. Los grandes jardines tradicionales e históricos que más se valoran y veneran en todo el mundo, suelen ser xerojardines, ya que están llenos de especies autóctonas colocadas y utilizadas de la forma más eficiente y correcta, mientras que las grandes extensiones de césped, sin árboles, no suelen ser habituales.

6. Las bases de la xerojardinería desaconsejan el uso del césped en grandes extensiones, sobre todo, en terrenos secos o poco lluviosos, resulta siempre un problema mantenerlo y a pesar de que se cuide y se riegue de forma continua -utilizando cantidades de agua ingentes-, el césped suele morir o crecer muy deslucido, estropeando el aspecto del jardín en lugar de embellecerlo.

El ahorro y el consumo responsable del agua no están reñidos con tener un jardín lleno de flores, plantas y árboles. Muy por el contrario, eso es justo lo que preconiza y ha logrado la xerojardinería: espacios verdes, bonitos, actuales y completos donde, sin embargo, el agua no es necesaria en grandes cantidades, sino todo lo contrario.

En esta aproximación a este tipo de jardinería, ha queda claro tanto qué es la xerojardinería, como sus grandes posibilidades de aplicación, en espacios privados o particulares -pequeños jardines-, o en grandes extensiones o parques y jardines públicos. El agua es una bien natural escaso y, sin embargo, indispensable para el desarrollo de la vida, por lo que merece la pena cuidarlo y contribuir a un uso racional de este recurso.

Los xerojardines son atractivos, variados, muy vivos y llenos de riqueza. Si te gusta la jardinería, anímate a indagar en el mundo de la xerojardinería, además de disfrutar de un jardín perfecto e incluso más sencillo de cuidar, estarás colaborando activamente en el cuidado del planeta y el medioambiente. Igual que eliges para tu jardín las plantas más adecuadas, contrata la póliza de Seguro de Hogar MAPFRE que más se adapte a tus necesidades y a las de tu vivienda para lograr los mejores resultados y un grado de satisfacción óptimo, como la naturaleza en tu xerojardín.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios