¿Cómo y cuándo podar arizónicas?

Publicado por canalHOGAR, 26 Feb 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo y cuándo podar arizónicas

Cuando hablamos de arizónicas nos referimos sobre todo a las plantas que se incluyen en la familia de los setos. Si estás pensando en cultivar esta especie en tu jardín, toma nota sobre cómo y cuándo podar arizónicas.

El nombre científico de las arizónicas es Cupressus arizonica Greene, aunque en el lenguaje coloquial son más conocidas como ciprés de Arizona, ciprés azul, ciprés blanco o ciprés arizónico. Este tipo de plantas provienen del sur de Estados Unidos y del norte de México, y debido a su presencia en muchos de los parques públicos, cada vez son más habituales las alergias a su polen.

Características de las arizónicas

Se trata de un árbol de hoja perenne que puede llegar a alcanzar hasta 20 metros de altura. Su copa tiene forma de pirámide y también llama la atención por su color azul grisáceo y por su tronco en un tono pardo-rojizo.

Las arizónicas resisten muy bien a la sequía, así como también a las bajas temperaturas, por lo que se pueden plantar en cualquier tipo de suelo, incluso en zonas más secas y calcáreas.

Su madera es de grano fino y de un color amarillento. Se suele utilizar a menudo como combustible y en trabajos de carpintería, aunque esta planta también se suele colocar en zonas ajardinadas con el fin de crear una barrera que impida los efectos del viento.

Dado que las arizónicas realizan su proceso de polinización entre los meses de enero y marzo, estos meses son los más críticos para las personas que sufren alergias.

La poda

Es conveniente saber cómo y cuándo podar arizónicas, ya que este proceso propiciará que la planta crezca correctamente y que adopte la forma adecuada. Aun así, no todas las plantas necesitan ser podadas de la misma forma, sino que en función de la especie habrá que poner en práctica una técnica u otra.

Justo después de la plantación hay que podar la arizónica hasta la mitad de su altura aproximadamente para estimular el nacimiento de brotes en los laterales. En este momento no es necesario tocar la copa, sólo dejaremos que el árbol crezca hasta que alcance las medidas deseadas. No olvides podar las zonas de los laterales de forma frecuente para que el seto tenga mejor aspecto. Por ejemplo, entre los meses de mayo y agosto, durante la primera etapa de crecimiento, es necesario cortar el seto al menos dos veces. Después de agosto olvídate de la poda para que la planta cuente con la frondosidad necesaria para hacer frente al frío.

En el segundo año de vida de la arizónica hay que volver a retocar las ramas y si fuera necesario también las ramas laterales (siempre entre mayo y agosto). Así iremos dando forma al seto que a grandes rasgos debe seguir las siguientes proporciones: con un metro de altura, la base debe ser 10 o 20 centímetros más ancha que la parte superior.

En los años posteriores, si aún el seto no ha alcanzado la altura idónea, sólo habrá que podar las ramas que crecen hacia arriba. Conforme vaya pasando el tiempo, la planta irá adoptando su forma piramidal tan característica y es entonces cuando se deberá cortar como mínimo dos veces al año (en junio y agosto). Cuando observes que la arizónica se ha llenado de coníferas significa que ha alcanzado su altura y en este momento comenzará a descoparse. Posteriormente habrá que podar la parte superior y las ramas laterales dos veces por temporada.

En el caso de que cuentes con suficiente espacio, puedes dejar que el seto crezca libremente. Así, sólo tendrás que podar un poco los arbustos y las ramas que sobresalgan demasiado o que se encuentren en mal estado.

Sabiendo cómo y cuándo podar arizónicas conseguiremos que la planta tenga la forma idónea, es decir, más ancha por abajo que por arriba para que la luz pueda entrar hasta la base y mantener así su color verde tan llamativo. En el caso de que la parte superior sea más ancha, la parte de abajo se puede debilitar con el paso de los años. Recuerda también que si te preocupa el estado de tus plantas, también te interesará contar con un Seguro de Hogar MAPFRE que te ofrece todas las coberturas necesarias para solucionar muchos daños, roturas y averías que tienen lugar en la vivienda.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios