Consejos para tener un jardín cerca del mar

Publicado por Covadonga Carrasco, 24 Mar 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo tener un jardín en una zona costera

Es probable que si vivimos en una zona costera la humedad sea una de nuestras grandes preocupaciones, especialmente si lo que queremos es tener un jardín bonito todo el año. Veamos cuáles son las mejores formas de conseguirlo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Salinidad: es importante evitar la salinidad del agua y del suelo para que las plantas se mantengan en perfecto estado.
  • Palmeras: son las plantas ideales para estas zonas, ya que no acabarán tronchadas por culpa del aire de las zonas de costa.
  • Protección: los jardines cerca del mar requieren una protección extra que no necesitan el resto de jardines.

El viento, la salinidad y la humedad son algunos de los factores que debemos tener en cuenta a la hora de crear nuestro jardín en una zona de playa. El primer paso será realizar la planificación, tener muy claro cómo queremos que sea nuestro jardín y no ir creándolo sobre la marcha.

 

Proteger nuestro jardín del viento

El viento en las zonas costeras suele tener mucha fuerza, así que debemos evitar aquellas plantas que tengan posibilidad de troncharse. De ahí que la palmera sea una apuesta segura a la hora de mantener nuestro jardín en perfecto estado.

Pero el viento no solo puede hacer que se partan los tallos de nuestras plantas, también puede transportar sal y depositarla sobre ellas, lo que puede perjudicarlas mucho, ya que las quema.

Para evitar esto y proteger nuestras plantas, podremos crear muros, pantallas con árboles, setos, vallas, etc.

Evitar la salinidad del suelo y el agua

También es importante comprobar la salinidad del suelo, si esta es alta, será necesario aumentar la permeabilidad añadiendo materia orgánica y arena. Lo ideal es hacer una instalación de tubos de drenaje para que el agua con exceso de sal pueda ser evacuada.

Otra opción es realizar lavados de sales en el subsuelo con riegos abundantes. Debemos cambiar el agua de riego si es salina, porque, de lo contrario, lo único que conseguiremos será perjudicar a nuestro jardín.

A la hora de elegir las plantas, lo mejor es acudir a un profesional que nos asesore y nos diga cuáles son resistentes a la salinidad, además del olivo, la hiedra, la lavanda o las palmeras, para no tener problemas con nuestro jardín de costa.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de jardinería, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos