¿Cultivar cacahuetes en el jardín?

Publicado por Covadonga Carrasco, 18 Jul 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cacahuetes en el jardín

Cultivar plantas en nuestro jardín es una actividad en la que no solemos innovar demasiado. Plantamos un par de arbolitos, plantas que sabemos que aguantarán durante cualquier época del año, unas cuantas flores y poco más. Pero ¿y si plantáramos cacahuetes? No es ninguna locura, cultivar cacahuetes en el jardín puede ser una gran idea, veamos cómo hacerlo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Sol: es una planta que necesita muchísima luz para poder dar su fruto y crecer correctamente.
  • Recolectar: es el paso más complicado porque debe hacerse en el momento justo o no conseguiremos los cacahuetes.
  • Riego: será abundante, sobre todo nada más plantar las semillas.

Como sucede con las patatas, por ejemplo, los cacahuetes crecen bajo la tierra, se cultivan con semillas de las que crecen flores blancas, en el caso de ser femeninas, y amarillas, si son masculinas.

 

El momento idóneo para la recogida

Según van creciendo y se polinizan, sus ramas comenzarán a colgar y quedarán semienterradas, momento en el que crecerán unas raíces de las que saldrán los cacahuetes.

El principal problema de cultivar cacahuetes es encontrar el momento idóneo para recolectarlos. Si lo hacemos demasiado pronto, no habrá dado tiempo a que hayan nacido los frutos, y si lo hacemos demasiado tarde, lo más probable es que ya haya germinado.

Para orientarnos un poco, podemos decir que lo mejor es hacerlo cuando la planta comience a tener un tono amarillento.

 

Secar y tostar los cacahuetes

Cuando hayamos recogido los cacahuetes, tendremos que dejar que se sequen y después habrá que tostarlos para poder comerlos tal y como los conocemos.

Para plantar los cacahuetes en el jardín podemos hacerlo de varias maneras. Sus semillas no son más que cacahuetes sin tostar, así que, podemos introducir la vaina entera o un cacahuete en cada maceta u hoyo en los que queramos plantar.

Debemos hacerlo en hileras, separadas entre sí por unos 30 o 40 centímetros y cada semilla a 10 centímetros.

El riego debe ser regular, sobre todo cuando el cacahuete está recién plantado. También debemos abonarlo con materia orgánica y dejar que le dé el sol de forma abundante.

Esta es una gran idea para tener el aperitivo más sano directamente de nuestro jardín.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (1)

mariagarcia421 comento el 18/07/2014 a las 12:46

Con lo que me gustan a mi los cacahuetes...Me encantaría plantarlos. No se me había ocurrido. No sé si podré, pero me gusta la idea. Gracias!

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios