Tipos de semilleros

Publicado por Patricia Arroyo, 03 Jul 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Conoce los diferentes tipos de semilleros

Hoy vamos a conocer qué tipos de semilleros podemos utilizar para cultivar, por ejemplo, unas ricas hortalizas en un minihuerto. ¡Descubramos las diferentes posibilidades! 

LO QUE DEBES SABER...
  • Recipiente de corcho: son cajas blancas que podemos encontrar en cualquier pescadería y que incluyen un drenaje. 
  • Bandejas alveolares: permiten colocar en cada uno de los alveolos cultivos individuales. Algunas bandejas tienen caperuzas y tapas de plástico a modo de invernadero.
  • Propagadores: se utilizan para acelerar el proceso de germinación de las semillas.

Para crear un pequeño huerto tendremos que sembrar las semillas en bandejas o en macetas de turba y, una vez sembradas, colocarlas en un invernadero o propagador si queremos acelerar el proceso de germinación.

 

Clases de semilleros

Para los que no dispongamos de espacio en el jardín, podemos cultivar algunas hortalizas creando un pequeño huerto en el hogar. ¿Qué necesitamos? Pues algunos de los diferentes tipos de semilleros que vamos a comentar.

Existen varias clases de semilleros, por ejemplo, nos serviría un simple recipiente de corcho blanco. Normalmente son cajas que podemos encontrar fácilmente en cualquier pescadería. Cuando tengamos una, tan solo tendremos que rellenarla directamente de sustrato especial para siembras, pues este tipo de cajas ya vienen con el drenaje incluido.

Aunque, si preferimos otro sistema, podemos hacer los cultivos en bandejas alveolares. Estas permiten colocar los cultivos de forma individual. Los pasos son rellenar cada alveolo de sustrato y después poner dos o tres semillas en cada uno. ¡Es muy fácil!

También existen otro tipo de bandejas alveolares, como las que incluyen una especie de caperuzas que funcionan a modo de invernadero. O bandejas especiales donde el efecto invernadero se consigue colocando sobre ellas una tapa de plástico.

Otra forma de cultivar semillas es recurriendo a semilleros de turba. Son prácticamente iguales que los anteriores, solo que estos protegen mejor las raíces a la hora de realizar un trasplante. 

Es aconsejable que cuando vayamos a rellenar con sustrato presionemos firmemente para que el hueco quede bien cubierto. Después, echaremos las semillas y las cubriremos con un poco más de sustrato. 

 

Tipos de propagadores

Para acelerar el proceso de germinación de las semillas podemos utilizar propagadores. Existen dos tipos:

- Semillero germinador con calefacción: lleva una resistencia que calienta la base y gracias a su tapa reguladora evita el exceso de condensación y calor en el interior. Es idóneo para germinar cualquier tipo de semilla a la temperatura correspondiente.

- Pequeños invernaderos de plástico: las semillas se germinarán sin que les afecten las bajas temperaturas ni el viento.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos