Recolectar semillas de lechuga

Publicado por Covadonga Carrasco, 23 Dic 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Recoger semillas de las lechugas

Muchas veces nos quejamos de que las verduras y hortalizas que compramos en los supermercados de las grandes ciudades no tienen el sabor que deberían. Para evitar esto, no hay nada mejor que crear nuestro propio huerto urbano y, una buena forma de comenzar, es recolectar semillas de lechuga para plantarlas y disfrutar de unas buenas ensaladas caseras en el amplio sentido de la palabra.

LO QUE DEBES SABER...
  • Recolección: es muy sencilla y permite recolectar gran cantidad de semillas que podemos guardar en perfecto estado hasta seis años.
  • Elección: para elegir las lechugas que nos darán las mejores semillas tendremos que seleccionar las más bonitas.
  • Lechugas: si plantamos nuestras propias lechugas recuperaremos el sabor de las lechugas de los huertos tradicionales.

Y es que recolectando estas semillas de lechuga de nuestro propio huerto conseguiremos tener durante años lechugas cultivadas por nosotros mismos. Recoger semillas de lechuga no es nada complejo. Si tenemos en cuenta que las lechugas crecen rápidamente, podremos cultivarlas durante todo el año y disfrutar de unas lechugas con el sabor propio de los huertos de los pueblos.

 

Seleccionar las lechugas más bonitas

Lo primero que tendremos que hacer será seleccionar las lechugas con aspecto más sano y dejar que espiguen, es decir, tendremos que esperar y no recogerlas sino dejar que florezcan. Cuando hayan salido las flores tendremos que cubrirlas con una malla mosquitera o con un saco de malla muy fina, evitando así que los pájaros se las coman o que, en el caso de que haya aire fuerte, se vayan volando.

Cuando estén secas y amarillas tendremos que cortarlas y guardarlas hasta que se sequen completamente. En el momento en el que estén secas, las agitaremos boca abajo para que suelten todas las semillas y les quitaremos las partes externas.

 

Su germinación puede llegar hasta los seis años

Las colocaremos en un recipiente seco y hermético. De este modo, conservarán mucho mejor su poder de germinación, que puede llegar hasta los seis años. Las flores de las lechugas dan una infinidad de semillas, no importa la variedad.

Pero para cultivar estas lechugas y conseguir después las semillas, lo primero que tendremos que hacer será sembrarlas. Lo ideal es hacerlo en semilleros con macetas de turba y regarlas de manera regular pero sin que tengan exceso de humedad. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos