Palas de jardinería

Publicado por Vanesa Sánchez, 25 Nov 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Palas para jardín

El cuidado en el jardín empieza por el trabajo de la tierra. Una herramienta fundamental para esta labor es la pala de jardinería. Conozcamos algo más sobre este básico imprescindible en horticultura.

LO QUE DEBES SABER...
  • Palas para jardín: son herramientas que se utilizan mucho en jardinería para remover tierra, cavar y transportar materiales.
  • Tipos: hay palas de punta redonda, de punta cuadrada, de trasplantar, de palote, para zapar, para hacer zanjas, etc.
  • Mango: los hay de distintos materiales y tamaños, pero los más utilizados son los que tienen forma de D y T.

 

La pala facilita el trabajo humano del desplazamiento de tierra, que funciona aliviando el esfuerzo muscular gracias a su efecto palanca.

 

Para qué se usa cada pala

La pala consta de dos partes: una plancha de metal o algún otro material de gran resistencia, cóncava por lo general; y un mango con varios tipos de empuñadura  y otras características dependiendo de cuál sea el uso que le vamos a dar a la pala.

A continuación veremos los tipos de pala según su forma:

Palas de punta redonda: generalmente son las utilizadas para cavar. Aunque son de “punta redonda”,  tienen una leve terminación en punta para hacer más fácil su inserción en el terreno. Son planas en el borde que las une al mango para así poder apoyar el pie y hacer fuerza al utilizarlas.

Palas de punta cuadrada: su plancha es de mayor tamaño para poder transportar materiales y tienen también el extremo plano.

Palas de palote: también tienen la punta cuadrada, pero su superficie es más estrecha en el extremo de forma que sea más fácil hincarlas en la tierra. Son las aconsejables cuando se quita el césped o se hacen bordes.

Palas de trasplantar: su mango es más corto que el de las palas anteriores y su plancha más estrecha, son redondeadas pero acabadas en punta.

Otros tipos de palas

Además de las anteriores palas de jardinería, también podemos encontrar en el mercado otros tipos:

- Las palas de zapar: que son más pequeñas y de hoja chata. Dentro de estas las hay de hoja dentada y las específicas de zapar, segar y bordear con su extremo cuadrado.

- Las palas zanjeras: son utilizadas para trabajos en desagües y zanjas. Estas palas tienen una hoja estrecha y un mango anatómico que hacen fácil el trabajo en zonas de pequeño tamaño.

Los mangos de las palas pueden ser de distintos materiales, medidas y empuñaduras. Los más usados son en forma de T y en D.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios