Cómo cortar el césped con una bordeadora

Publicado por Vanesa Sánchez, 20 Ago 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cortar césped con bordeadora

Cortar el césped es esencial para mantener el jardín libre de hierbajos y con una estupenda apariencia. Una de las herramientas que se utilizan para esta tarea es la bordeadora.  

LO QUE DEBES SABER...
  • Bordeadoras: son máquinas que se utilizan en jardinería para que la maleza no penetre en aceras o caminos.
  • Tipos de bordeadoras: de gasolina o eléctricas.
  • Cómo se utilizan: se pasan primero por el césped para recortar la maleza en las veredas antes de usar cualquier otra máquina.

 

La bordeadora se utiliza para que la maleza no penetre en las aceras o caminos que forman nuestro jardín. Es una máquina de poda muy útil también para el bordeo de plantas ornamentales por su ligereza y facilidad de manejo.

 

¿Qué bordeadoras hay?

Hay dos tipos de bordeadoras, de gasolina y eléctricas, que a su vez pueden funcionar a través de electricidad o por baterías.

La bordeadora de gasolina tiene gran autonomía y cubre superficies grandes y complicadas.  

La bordeadora eléctrica con el sistema de cordón eléctrico tiene un sistema de retención de cordón para evitar que se pueda desconectar mientras estamos usándola.

Cortar el césped con la bordeadora

Antes de nada, para no estropear la máquina y evitar accidentes, conviene quitar ramas y piedras de la zona para que no sean disparadas por la máquina. Es decir, hay que hacer una labor de limpieza antes de usar la bordeadora.

Después habrá que cortar el césped siguiendo un orden:

Primero utilizaremos la bordeadora, con la que haremos los recortes más complicados en las veredas y conseguiremos además dejar menos agujeros que con la máquina lineal. Es muy importante contar con la hoja adecuada.

El segundo paso será utilizar la ribeteadora lineal. Hay que procurar que los restos de hierba cortada no caigan sobre flores o arbustos.

Tercero y último, utilizaremos la cortadora general que cortará la totalidad del césped y absorberá los residuos que hayan originado las dos máquinas anteriores. Esto evitará en parte otras labores posteriores como el rastrillado, barrido o aspirado.

Una bordeadora, aparte de ser muy útil en lugares difíciles, es capaz de hacer bonitos y limpios bordes con unos acabados más decorativos que una ribeteadora. Es muy eficiente con los espolones y ramas rastreras.

Antes de comenzar cualquier tipo de trabajo con esta máquina, hay que comprobar que funciona a la perfección y usar un equipamiento de seguridad como gafas y guantes protectores.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos