Relájate con un spa en el jardín

Publicado por Covadonga Carrasco, 17 Jul 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Un spa en el jardín

Nadie es capaz de resistirse a un rato relajante en un spa, pero seguro que son pocos los que se han planteado alguna vez crear su propio spa en el jardín de casa. Hoy os contamos cómo hacerlo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Jacuzzi: será el elemento en base al cual crearemos el resto de la decoración de nuestro spa privado.
  • Plantas: naturales o artificiales, resultan imprescindibles para crear una sensación de espacio natural.
  • Relax: crear un lugar tan especial en nuestra propia casa convertirá el spa en el centro de nuestro hogar.

 

Para crear un spa en nuestro jardín necesitamos una piscina de la que reutilizaremos el agua para disfrutar de este particular proyecto. Lo primero que debemos hacer es pensar en crear un espacio a base de materiales naturales donde el verde del césped, árboles y plantas dará ese toque fresco y fragante.

 

Un ambiente relajante y natural

Otra de las cosas a tener en cuenta es si queremos que nuestra piscina se convierta o no en un jacuzzi, aunque obviamente si vamos a buscar crear un spa en nuestro jardín, lo mejor será que lo hagamos así.

Una vez tengamos claro que vamos a montar el jacuzzi, debemos elegir el tipo de decoración y si vamos a preferir un estilo más clásico, más moderno o más rústico.

Tendremos que rodear el jacuzzi de plantas y piedras para conseguir el ambiente relajante propio de un spa. Si no queremos estar pendientes de cuidar plantas naturales o queremos evitar que se estropeen, podemos combinar algunas artificiales con las naturales. Estas últimas deben estar lo más lejos posible del jacuzzi para evitar que los insectos acaben flotando en el agua.

Plantas y piedras naturales y artificiales

En cuanto a las piedras, también podemos usar algunas artificiales que, económicamente, siempre serán mucho más baratas. Eso sí, nunca debemos olvidar que las piedras grandes deben formar parte de la decoración.

En cualquier caso, las plantas, las flores, el jacuzzi y, sobre todo, las ganas de pasar un rato fresco y relajante en nuestra propia casa, rodeados de un entorno maravilloso en el que trasladarnos a un espacio sin estrés ni problemas, harán de nuestro spa el centro absoluto de la vida de la familia durante el verano.

Con muy pocos elementos tendremos la oportunidad de crear el lugar perfecto para pasar las tardes de calor de manera confortable.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos