Poner una estación meteorológica en el jardín

Publicado por Cristina Yáñez, 23 May 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Crea tu popia estación meteorológica

Si sois de esas personas a las que les gusta sacar sus propias conclusiones y recoger datos, nada mejor que instalar una estación meteorológica en el jardín para intentar pronosticar todo lo que tiene que ver con el estado de la atmósfera y además estar entretenidos, ya que puede llegarse a convertir en un hobby el anotar todas las variables y datos que nos proporcione la estación.

LO QUE DEBES SABER...
  • Datos: es necesario recoger los datos diariamente para poder hacer un estudio de los parámetros obtenidos.
  • Fenómenos atmosféricos: podemos medir desde la temperatura del ambiente hasta la velocidad del viento.
  • Instrumentos: dependiendo de aquello que queramos medir, podremos configurar la estación meteorológica a nuestro gusto.

 

Es conveniente situar la estación en una parte del jardín que no esté cubierta por árboles o edificaciones, sino que debe ser un terreno lo más abierto posible.


Medición de diferentes parámetros

Una estación meteorológica es un lugar estratégico en el que colocaremos diferentes instrumentos que nos permitan la medición de los fenómenos atmosféricos, así como de las variables que afectan de una manera u otra a la atmósfera. Lo más habitual es medir la temperatura, la cantidad de agua que cae al llover durante un período determinado de tiempo o la velocidad del viento, aunque existen muchas más variables y aparatos que las miden como vamos a ver a continuación.

Por ejemplo, para medir la temperatura, ya sea del aire o del suelo, tendremos que situar dentro de la estación meteorológica un termómetro, mientras que si queremos comprobar la medida de la presión atmosférica, tendremos que incluir un barómetro. Por otra parte, el pluviómetro nos facilitará la cantidad de precipitaciones que han tenido lugar y el anemómetro, la velocidad del viento. Si queremos conocer la dirección de este último, deberemos colocar también una veleta

Recogida de datos 

Una vez que hemos decidido qué parámetros queremos medir y hemos configurado la estación meteorológica en torno a ellos, tendremos que realizar un seguimiento diario anotando todos los datos obtenidos para ir confeccionando un registro lo suficientemente amplio para poder ser objeto de estudio. A través de estas anotaciones, se pueden obtener conclusiones acerca de la meteorología y realizar previsiones referentes a la temperatura o las precipitaciones, entre otras.

Sin duda, el colocar una estación meteorológica en el jardín nos ayudará a entender mejor los fenómenos atmosféricos que se producen en nuestra población.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios