Características de los jardines italianos

Publicado por Vanesa Sánchez, 22 Mar 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Jardín italiano

A principios del siglo XVI, los jardines italianos fueron una revolución en el terreno de la arquitectura y el arte, pues rompieron con todas las normas establecidas hasta el momento.

LO QUE DEBES SABER...
  • Jardines italianos: supusieron una revolución en el arte de los jardines tradicionales.
  • Características principales: fuentes, esculturas, columnas, gradas, etc. Algunas características novedosas fueron los laberintos y jardines secretos.
  • Árboles: los más comunes para jardines italianos son el boj, el mirto, el tilo, el castaño y el ciprés, entre otros.

 

Los jardines italianos establecieron una relación diferente y nueva entre arquitectura y paisaje, siendo contraria a la forma de los jardines tradicionales que existían de estilo medieval. Durante esta época se levantaron grandes villas y palacios imitando el estilo arquitectónico de las construcciones romanas.

 

Qué son los jardines italianos

Son los jardines renacentistas como hasta ahora se conocen, y se utilizan para el disfrute y al alimento del intelecto. Sus diseños están elaborados en base a figuras literarias, las cuales aparecían en novelas u obras antiguas.

La casa y el jardín están coordinados por un único eje y el paso se realiza a través de columnas, pórticos o gradas. Se reintroducen algunos elementos decorativos como fuentes, pérgolas, estatuas o asientos, que eran propios de la época romana.

Además de estas características tan evidentes de los jardines italianos, las pendientes se utilizan a modo de jardines colgantes o terrazas. Se incluyen algunos elementos novedosos como laberintos o jardines secretos, que resultaron una revolución en la época. Se mejora la geometría, siendo perfeccionada para que todos los detalles sean correctos y estén organizados.

La importancia del agua

Uno de los elementos principales de los jardines italianos es el agua, utilizada dentro del propio diseño del jardín. Pero el agua no se asocia como algo natural, sino de forma artificial, a través de escalinatas con caídas que terminan en estanques. El agua, pasado el tiempo, se usaba para regar simplemente.

Las principales especies de árboles que se utilizan para los jardines italianos son el boj, el mirto, el tilo, el castaño, el magnolio y el ciprés. Aunque depende, claro está, de la zona en que se encuentre el propio jardín.

Finalmente, los objetivos principales de los jardines italianos pasaron a ser el estudio y la conservación de ciertas especies. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios