Instalar una fuente en tu jardín

Publicado por Covadonga Carrasco, 22 Mar 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Instalación de fuente en el jardín

El agua es uno de los bienes de la naturaleza que mayor sensación de bienestar ofrece. Si tienes un jardín y no quieres perder la oportunidad de escuchar el sonido del agua, aprovecha para colocar una fuente en tu jardín.

LO QUE DEBES SABER...
  • Cascada: todo un clásico que además recicla el agua que usa.
  • Piedra: las fuentes que nunca pasan de moda y combinan con todo tipo de estilos.
  • Caseras: con imaginación y una bomba de agua podemos conseguir maravillas.

 

Instalar una fuente en el jardín nos ayudará durante el verano a tener una mayor sensación de frescor mientras tomamos algo en nuestros espacios de relax.

 

Fuentes para el jardín

Como ocurre en cualquier estancia de la casa, existen diversas tendencias también para el jardín. A la hora de elegir el tipo de fuente que queremos colocar en nuestro jardín, tendremos que tener en cuenta el estilo del jardín y de la casa en general.

En tiendas de bricolaje especializadas podemos encontrar un gran catálogo de fuentes de diversos tamaños y estilos, algunas incluso a precios muy asequibles.

Algunos de estos comercios ofrecen la posibilidad de instalar y montar la fuente en tu jardín con un suplemento al coste de la fuente.

Lo ideal es que consultes con el vendedor cuál es el tipo de fuente que más se adapta a tus necesidades y gustos.

En los últimos años, las fuentes de piedra han vuelto a ocupar muchos de nuestros jardines. Son un clásico que nunca pasa de moda y que, además de ser atemporales, combinan perfectamente con cualquier tipo de estilo.

Las fuentes en cascada son también unas fuentes muy solicitadas. En este caso, son múltiples los diseños y estilos, que van desde los más clásicos a los más vanguardistas. Estas son una buena opción porque por norma general tienen un circuito que se encarga de drenar, depurar y expulsar el agua.

Fuentes de fabricación casera

Pero también podemos ser nosotros los que nos pongamos manos a la obra e instalemos nuestra propia fuente en el jardín. Podemos hacer una con cubos de latón con piedras y una bomba de agua para darle un toque moderno y elegante.

También podemos usar un macetero grande adornado con piedras y cañas de bambú (la decoración dependerá de la imaginación de cada uno). Eso sí, la instalación de una bomba de agua es imprescindible. Probablemente, esta sea la forma más económica y simple de tener nuestra propia fuente en el jardín.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios