Preparar el jardín para la llegada del frío intenso

Publicado por Vanesa Sánchez, 04 Dic 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Proteger el jardín del frío

Cuando el frío invierno llega, nuestro jardín y nuestras plantas se resienten por las temidas heladas, el viento y la lluvia.

LO QUE DEBES SABER...
  • Consejos: retirar las hojas secas y hacer compost. Proteger las plantas más delicadas del frío cubriéndolas con paja.
  • Macetas en el jardín: protegerlas del viento colocándolas junto a un muro y aislarlas del suelo con madera o plástico.
  • Recuerda: verificar que el drenaje de las macetas o jardineras funciona correctamente.

 

Por eso debemos prevenir que nuestro jardín tenga algún problema, preparándolo para la llegada del frío y sobre todo de las heladas, que son las que más dañan las plantas.

 

Soportar el frío y las heladas

Antes de que el frío intenso llegue, debemos preparar durante el otoño el jardín para que pase la temporada sin problemas. Entre algunas de las cosas que podemos hacer, recomendamos las siguientes:

Retirar las hojas secas: hay que recordar que durante el otoño las hojas de los árboles caen, así que habrá que quitarlas con cierta frecuencia para que no se acumulen. Con estas hojas podemos hacer un compost para colocarlo en las plantas perennes y que puedan soportar de esta forma el frío invierno.

- Algo que no puede faltar es quitar las malas hierbas que vayan saliendo y cortar el césped con la misma frecuencia que en el otoño.

- Si tenemos macetas en el jardín, es el momento de protegerlas del frío colocándolas cerca de los muros o paredes. Además debajo de las macetas hay que poner algún material que las aísle del frío del suelo, como por ejemplo, alguna madera o un plato de maceta al revés.

- En caso de que no tengamos las plantas en macetas, tendremos que protegerlas bien cubriéndolas con plásticos, así harán frente al fuerte viento y las heladas con mucha mejor garantía de que sobrevivan.

Otros consejos para cuidar el jardín de cara al invierno

A las plantas que sean muy frágiles se las puede proteger con paja, poniendo una capa en sus yemas. Además podemos colocar una buena capa de sustrato pero sin que llegue a tocar las hojas inferiores de las plantas. De esta forma protegeremos mucho mejor las raíces de las plantas del jardín.

Si utilizamos jardineras también debemos comprobar que el drenaje está bien para evitar que se encharquen cuando llegue el frío y las lluvias. Si esto ocurriera, las raíces se pudrirían y las plantas no aguantarían el invierno.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos