Hacer un jardín de lluvia

Publicado por Vanesa Sánchez, 21 Nov 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Jardín de lluvia

Seguro que has escuchado hablar más de una vez de un jardín de lluvia pero no sabes muy bien qué es. Hoy te lo explicamos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Dónde colocar un jardín de lluvia: en la zona más baja del jardín, en cuesta abajo, donde mejor se recoge el agua de lluvia.
  • Proceso: verifica que la zona no se encharca y drena bien, cavando un hoyo de 20 cm.
  • Plantas para colocar en el jardín de lluvia: amapola, lobelia azul, centeno silvestre, junco de la pasión o lirio azul, entre otras.

 

Un jardín de lluvia es una muy buena opción para ahorrar agua. La idea general es que un jardín de lluvia consiga que el terreno absorba el agua y desagüe de forma natural, sin tener que llevarla por conductos artificiales.

 

Elige el lugar para tu jardín de lluvia

Tienes que buscar primero un espacio adecuado para hacer el jardín de lluvia. Deberá tener un espacio propio en tu jardín donde le dé el sol y sobre todo, que esté en cuesta abajo para situarlo en la zona del jardín donde mayor cantidad de agua se pueda recoger. Es muy importante que no lo coloques en donde se formen charcos, porque esto significa que no filtra bien el agua.

El jardín de lluvia debe estar situado a más de 4 metros de distancia de algún edificio. Con esto evitarás que el agua se filtre también por los cimientos y sea perjudicial para la casa. Una de las ventajas que tiene un jardín de lluvia es que puede tener el tamaño y la forma que quieras.

Una vez elegido el lugar más apropiado, cava un hoyo con una profundidad de unos 20 cm. Comprueba cómo absorbe el agua y si drena bien. Después podrás empezar a plantar las plantas más adecuadas.

Qué plantas colocar en un jardín de lluvia

Las plantas más recomendables para plantar en un jardín de lluvia son aquellas que sean más resistentes a la humedad. Lo lógico es que uses plantas autóctonas y jóvenes, porque las plantas autóctonas conservan mejor el agua y tienen menos cuidados y mantenimiento a lo largo del tiempo. Además son resistentes al frío y a la escasez de agua.  

Si el jardín estará en media sombra, puedes elegir la amapola, la juncia, la lobelia azul, el iris cobre, el centeno silvestre o la cabeza de tortuga.

Si el jardín se va a encontrar situado a pleno sol, prueba a plantar alguna de estas plantas: junco de la pasión, el algodoncillo, la altamisa, la coreopsis, la cola de zorro o el lirio azul.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios