Proteger el jardín del viento

Publicado por Vanesa Sánchez, 05 Oct 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Jardín resistente al viento

Para mantener nuestro jardín fuerte contra el viento existen varios métodos para garantizar que estará intacto cuando llegue el momento.

LO QUE DEBES SABER...
  • Cómo proteger el jardín del viento: creando barreras de árboles o arbustos resistentes, haciendo muros de piedra o poniendo celosías.
  • Árboles para ser barrera: chopo, haya, pino albar, aliso, acebo, pino australiano, madroño, carpe, etc.
  • Construir un muro con piedras: hay que hundir a bastante profundidad las primeras piedras. Después subir el muro hasta la altura de la cintura.

 

Podemos utilizar una pantalla protectora natural para soportar las ventoleras y proteger a las plantas más frágiles que tengamos en nuestro jardín.

 

Cómo proteger el jardín del viento

Si tu jardín está situado cerca del mar, puede ser que ya tengas preparado lo que se suele denominar el abrigo de primera fila. Este método consiste en colocar una barrera de árboles o plantas resistentes a los vientos en primera fila. O lo que es lo mismo, formar una pantalla protectora con diferentes tipos de arbustos o árboles que son los que más resisten el viento.

Puedes escoger árboles de crecimiento corto como chopos, alisos o pino albar. También puedes usar el ciprés de Leyland, el tejo o la tuya. Otros árboles o setos que se utilizan para crear la pantalla son hayas, acebos o carpes, aunque estos necesitan de una poda más regular.

Además de los árboles y arbustos anteriores, para realizar una pantalla protectora natural de forma rápida se suelen utilizar el pino australiano, el falso pimentero y la planta del vinagre.

Otra opción para proteger el jardín del viento es colocar un cinturón interior que actúe como protector. Los que se suelen utilizar en estos casos son el madroño, el ciruelo de Natal, arbustos de margarita o el pino carrasco.

Otros remedios para proteger el jardín del viento

Si en el jardín tienes árboles y arbustos jóvenes, puedes utilizar estacas que atarás a estos desde que los plantes. De esta forma, las estacas les ayudarán a su crecimiento, soportando junto a los árboles las fuertes rachas de viento.

Además de la pantalla natural creada a partir de árboles y arbustos, también se puede utilizar la piedra como cortavientos, que queda natural, dándole incluso un aire rústico. Normalmente se construyen en forma de pequeños muros que queden a la altura de la cintura, creando cimientos con grandes piedras que estén hundidas en la tierra.

Mucha gente opta por colocar celosías en vez de piedra natural, de la misma manera, para dar un aspecto diferente a su jardín.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios