Montar un parque infantil en el jardín: tipo de suelo y vallas

Publicado por Vanesa Sánchez, 16 Jul 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

suelos y vallas para parques infantiles

Llega el buen tiempo, el sol, el tiempo libre y qué mejor que dejar a nuestros pequeños jugar a su antojo en el verano en un parque infantil que montemos en nuestro jardín.

LO QUE DEBES SABER...
  • Vallas: de madera de pino tratada con altura mínima de 80 cm. del suelo y 10 cm. entre elementos.
  • Suelos: de caucho para amortiguar bien los impactos, impermeables y antideslizantes.
  • Resultados: un parque infantil en el jardín seguro.

 

Pero colocar un bonito y divertido parque de juegos en nuestro jardín requiere también de unas normas de seguridad para proteger a los niños y que no les ocurra nada.

 

Elementos de seguridad: vallas

Para esto debemos tener en cuenta el suelo y las vallas, elementos fundamentales en la seguridad de parques infantiles. Las vallas evitan que los niños salgan de la zona de juego y facilita que los tengamos mejor controlados cuando estén en el parque.

Por norma general, las vallas son de madera de pino que han sido tratadas correctamente, tanto para parques infantiles públicos como privados. Como altura mínima, estas vallas deben tener 80 centímetros desde el suelo y un espacio entre cada elemento máximo de 10 centímetros. Evidentemente no debe tener nada que sobresalga y suponga un riesgo para los pequeños, igual que los cantos y elementos que pudiera llevar metálicos deben estar perfectamente lijados, suaves y sin aristas ni astillas. A la hora de montar estas vallas en el parque, se debe hacer mediante anclajes rígidos al suelo y con una separación máxima de 5 centímetros. De esta forma nos aseguramos que en cuanto a las vallas, nuestros pequeños van a estar completamente seguros dentro de la zona de juegos.

Otro elemento de seguridad en los parques infantiles: el suelo

Al igual que las vallas, el suelo del parque infantil es fundamental para evitar accidentes entre los pequeños. Antiguamente los suelos eran de asfalto, grava u hormigón, siendo hoy completamente inaceptables ya que son inseguros y peligrosos por la dureza de los mismos.

Actualmente los suelos que se colocan en los parques infantiles son recubrimientos de caucho o algún material sintético. También los hay de tierra, arena y césped pero estos tienden a desaparecer ya que se desgastan y degradan con el tiempo y el uso.

La ventaja de los suelos de caucho o goma es que en el mercado existen tiendas que los decoran, si queremos, a nuestro gusto, formando parte del parque infantil como un elemento decorativo a la vez que cumple perfectamente su función. La pintura que utilizan para ellos es segura completamente, ya que es de PVC vinílico.

Los suelos de los parques infantiles de caucho están hechos de caucho reciclado, que es sumamente resistente y absorbe muy bien los impactos. Se venden en losetas o piezas y tienen un ligante que no contiene sustancias perjudiciales y que cumple la normativa Europea de seguridad 1177. Son suelos permeables al agua y antideslizantes. Por tanto es la opción más utilizada en el mercado por sus ventajas y pocos incovenientes.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos