Cómo elegir el sistema de riego del jardín

Publicado por Vanesa, 07 Jun 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

escoger un sistema de riego

Hoy en día existen diferentes tipos de riego para nuestro jardín. Para elegir el que más nos conviene para cuidar y tener un hermoso jardín, debemos tener en cuenta varios factores.

LO QUE DEBES SABER...
  • Sistemas: manual y automático, el más eficiente.
  • Riego automático: aspersores, temporizador y regulador.
  • Ahorro: en tiempo y agua.

 

Antes de comprar un sistema de riego para nuestro jardín, debemos tener en cuenta varios aspectos que harán que nos decantemos por uno u otro sistema para evitar un coste elevado sin necesidad.

 

Cómo elegir un sistema de riego

Uno de los varios factores que nos van a influir a la hora de instalar un sistema de riego es el tipo de césped que tenemos y la superficie, porque si tenemos un jardín de pequeñas dimensiones, una manguera será más que suficiente para tenerlo bien cuidado en cuanto a riego se refiere.

Si nuestro jardín cuenta con una superficie grande, entonces debemos elegir otro sistema de riego, que puede ser manual o automático. Si escogemos un sistema de riego automático nos ahorrará el tener que estar siempre pendiente de cuándo regar nuestro jardín y sobre todo, gastaremos menos agua que si lo hacemos manualmente, siendo mucho más eficiente.

Elementos de un sistema de riego

Pero el diseño del mismo deberá ser realizado por un especialista que tendrá que decir cuántas bocas se necesitan, ya que varían según el tamaño del terreno. Para calcularlo podéis tener en cuenta que cada boca de riego alcanza unos 5 metros. Afortunadamente ya no tienen costes tan elevados como antiguamente. Todo sistema de riego llevará un regulador que controla el caudal y la presión del agua, además del temporizador al ser automático.

Hay algunos sistemas que llevan un regulador por cada boca, siendo así más elevado el coste, pero si nuestro jardín es liso y no tiene muchos obstáculos, con el sistema tradicional de un solo regulador será más que suficiente.

Cuando se vaya a instalar este sistema, hay que ver que los chorros de agua de las bocas de riego, es decir, los llamados aspersores, no se superpongan unas con otras porque es perjudicial para el jardín. Al igual que también hay que verificar que el agua no llegue a zonas inapropiadas, como muebles o paredes. Si tenéis macetas colocadas en el jardín, también las debéis tener en cuenta para que reciban agua.

Cuando programéis vuestro temporizador, poned las horas de riego cuando haga menos calor, así la evaporación será menor. Si algún día hace mucho viento es mejor que no reguéis porque no conseguiréis el objetivo del sistema que es regar a toda la superficie del jardín.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos