Plaga de mosca blanca

Publicado por Covadonga Carrasco, 20 Nov 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Combatir la plaga de mosca blanca

Las plagas pueden convertirse en una auténtica pesadilla y acabar con nuestras plantas y flores favoritas. Aprendamos cómo combatir a la mosca blanca.

LO QUE DEBES SABER...
  • Prevención: es importante prevenir su aparición para después no tener que luchar contra ella.
  • Plantas: cualquier planta de interior o exterior está expuesta a la plaga de mosca blanca.
  • Remedios: podemos usar los mismos productos que usamos contra la cochinilla o crear nuestros remedios caseros.

Lo primero que habrá que hacer es localizarla, a la mosca blanca también se la conoce como la mosca blanca del tomate, y aparece sobre todo cuando comienzan a subir las temperaturas.

Se trata de un insecto volador que, cuando es adulto, como su propio nombre indica, tiene el aspecto de una pequeña mosca blanca de uno o dos milímetros.

 

Una plaga que afecta a todo tipo de plantas

Sus huevos también son de color claro, con forma cónica. Esta plaga se produce, sobre todo, en primavera y verano, cuando las temperaturas son altas, y puede afectar a infinidad de tipos de plantas, no importa si son de jardín o de interior. Otras plantas a las que acaba afectando son las hortícolas, verduras, cítricos, ficus, palmeras, plataneras, etc. 

La mosca blanca puede verse revolotear alrededor de la planta y dejando sus huevos en las hojas. Se alimenta de la savia de la planta, lo que consigue debilitarla y paralizar su crecimiento. Las hojas llegan incluso a secarse después de que aparezcan unas motas amarillas. Además, la mosca blanca también favorece la aparición de negrilla y transmite enfermedades víricas dañinas para las plantas.

Cómo luchar contra la mosca blanca

Lo ideal es intentar prevenir su aparición, para ello necesitaremos:

- Aplicar periódicamente abonos orgánicos y acolchados específicos para las plantas de exterior.

- También podemos colocar trampas contra la mosca blanca, son amarillas y sirven para que veamos que la mosca ha quedado atrapada en alguna de ellas.

Para evitar este tipo de plaga, es muy importante el riego y hay que efectuarlo según las necesidades de la planta.

Asimismo, debemos controlar las hierbas que están alrededor de la planta y que pueden servir de refugio para este desagradable insecto.

En cuanto a los tratamientos contra la mosca blanca, tendremos que aplicar un insecticida específico, el mismo que el de la cochinilla. Otra opción es la de aplicar una solución con jabones potásicos directamente sobre la planta. 

También existen algunos remedios caseros contra la mosca blanca que nos pueden ayudar:

- Aceite de Neem

- Extracto de ajo

- Preparación con cola de caballo: con 1 parte de cola de caballo por cada 4 de agua, dejándolo en reposo 24 horas para su aplicación posterior.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos

Tipos semillas

Tipos de semillas

02 Sep 2015