Las hojas perdigonadas en tus plantas

Publicado por Patricia Arroyo, 28 Ago 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo evitar las hojas perdigonadas en las plantas

Las plantas están expuestas a diferentes enfermedades, como la de las hojas cribadas o perdigonadas. Esta es una enfermedad muy característica de las plantas Prunus y causada por un tipo de hongo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Síntomas: aparición de manchas marrones o rojas y agujeros en la superficie de las hojas. Estas terminan desprendiéndose de la planta.
  • Remedio: pulverizar con caldo bordelés. La primera pulverización debe hacerse antes de la floración, la segunda tras el crecimiento de los frutos y la tercera a los 15 días después de la segunda.
  • Prevención: debemos podar regularmente las plantas y desinfectar los utensilios de corte antes y después de la poda. 

El hongo que provoca esta enfermedad aparece sobre todo cuando el tiempo es húmedo y las hojas de las plantas permanecen empapadas durante días. Aprovechando el estado del follaje, el hongo comienza a germinar sobre las hojas ocasionando pequeños agujeros en la superficie.

 

Los síntomas de las hojas perdigonadas

Detectar los síntomas de esta enfermedad es bastante fácil, pues observaremos algunas manchas marrones o rojas sobre las hojas y agujeros redondos en la superficie. Esto provocará que la hoja termine desprendiéndose.

Si queremos evitar que este hongo aparezca, será necesario podar las plantas regularmente, sobre todo en regiones donde el clima es lluvioso y húmedo, o incluso si vivimos cerca de ríos y valles.  

 

Cómo evitar la cribada o perdigonada

Las plantas se deben pulverizar con un producto especial que actué y elimine el hongo. Se trata de un caldo bordelés, el cual habrá que aplicar antes de la floración de las plantas y otra vez después del crecimiento de los frutos. Incluso tendremos que dar una tercera pulverización tras 15 días desde la última.

Como hemos dicho antes, para evitar este tipo de enfermedad en nuestras plantas es necesario realizar una buena poda, de manera que cortemos todas aquellas ramas y hojas infectadas. Además, será preciso desinfectar todo tipo de utensilios y herramientas que utilicemos para el corte, es decir, les pasaremos un trapo húmedo con alcohol antes de podar y al finalizar esta tarea.

Con estos sencillos consejos conseguiremos tener nuestras plantas libres de este hongo y, si vemos los primeros síntomas, sabremos cómo actuar para recuperar las plantas infectadas con perdigonada.



Comentarios (1)

sandrimartinez2 comento el 28/08/2014 a las 12:20

Sabía que existía esta enfermedad pero no tenía ni idea de cómo evitarla.
Ahora que me habéis informado, estaré atenta a mis plantas y tomaré las medidas necesarias para evitar que les pase nada.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos

Tipos semillas

Tipos de semillas

02 Sep 2015