Haz tu propio abono o fertilizante

Publicado por Vanesa Sánchez, 11 Jun 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Abono casero

Para los que tenéis en casa un pequeño huerto o invernadero, quizá os apetezca ser aún más ecológicos y elaborar vuestro propio abono o fertilizante.

LO QUE DEBES SABER...
  • Abono casero: realizar un fertilizante con restos orgánicos resulta una actividad muy ecológica y sencilla de llevar a cabo. 
  • Materiales: cubo de basura grande con agujeros o un compostador, restos orgánicos, restos de césped, ramas de árbol, etc.
  • Pasos: poner las ramas en el fondo del cubo, luego ir creando capas con la mezcla de restos verdes y restos secos y dejar reposar en un lugar cálido. En tres meses aproximadamente el abono estará listo para ser usado.

 

Todos debemos cuidar el medio ambiente, por eso hoy os proponemos la idea de hacer abono o fertilizante de forma casera para vuestras plantas. ¿Os atrevéis?

 

¿Qué necesitamos?

Los abonos caseros se realizan directamente a partir de restos orgánicos o compostaje, y esto siempre se ha hecho así, desde hace muchos siglos. Para conseguir el fertilizante necesitamos seguir este proceso:

Cogeremos un cubo de basura grande (de unos 50 litros o más). Si no queremos comprarlo, podemos decantarnos por un compostador que encontraremos en las tiendas de jardinería. Si optamos por el cubo de basura, le haremos unos agujeros en el fondo y en los laterales.

Además del cubo o compostador, que será el recipiente para el abono, necesitaremos restos de verduras, cáscaras de frutas, cáscaras de huevos, restos de la siega del césped, huesos molidos, hojas de árboles y ramas para colocarlas en el fondo. Cuanto más triturados estén todos los materiales, el compost será de mejor calidad y se elaborará más fácilmente.

Paso a paso

La realización del abono casero es un proceso que lleva bastante tiempo. Debemos ir creando capas, primero colocando las ramas de los árboles para posteriormente añadir el resto de materiales antes mencionados. La mezcla debe ser por una parte restos verdes y por otra restos secos, para que haya tanto nitrógeno como carbono.

Si hacemos bien esta mezcla, en un período aproximado de tres o cuatro meses tendremos el abono casero preparado. Debemos tener en cuenta que la ubicación ha de ser un lugar caliente pero que no le esté dando siempre el sol. Es importante también que el abono esté protegido del viento y que se pueda airear por los agujeros que le hemos hecho al recipiente.

Lo mejor es utilizar siempre restos que estén en buen estado, de esta manera conseguiremos en unos meses un abono de calidad para aportar gran cantidad de nutrientes a nuestro huerto, jardín o macetas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos

Tipos semillas

Tipos de semillas

02 Sep 2015