Qué cultivar en nuestro huerto en marzo

Publicado por Cristina Yáñez, 14 Mar 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Hortalizas que se siembran en marzo

Cada vez son más las personas que deciden cultivar su propio huerto para autoabastecerse de aquello que la tierra les ofrece, ya no solo por el ahorro que puede suponer, sino por la satisfacción que da el obtener tus productos habiendo partido de una semilla o raíz. Por ello, os vamos a mostrar una serie de plantas y hortalizas cuya época de siembra se produce en marzo para que os podáis poner manos a la obra.

LO QUE DEBES SABER...
  • Sembrar en exterior: las especies más resistentes que pueden soportar heladas como por ejemplo las acelgas, los nabos y las patatas.
  • Huerto interior: algunas de las hortalizas que se cultivan en marzo debemos protegerlas de las posibles heladas de este mes.
  • Recolección: todo aquello que sembremos en marzo estará listo para ser recogido como mínimo a partir de mayo.

 

Debido al progresivo aumento de las temperaturas, se empiezan a dar las condiciones idóneas para que comencemos a sembrar un buen número de hortalizas

 

Cultivar en exterior 

Lo primero que debemos tener en cuenta es si nuestro huerto es al aire libre o por el contrario es un huerto de interior, ya que aunque empieza a hacer buen tiempo, marzo no es todavía un mes en el que se pueda asegurar que no habrá heladas. Por lo que dependiendo del tipo de huerto que tengamos podremos plantar unas hortalizas u otras. 

Si vamos a cultivar en el exterior, lo mejor es optar por plantas más resistentes a las inclemencias del tiempo para prevenir que todo el trabajo quede desbaratado en caso de que se produzcan bajadas inesperadas de temperatura. Algunos ejemplos de estas especies son los nabos, las patatas, la remolacha, las acelgas o las zanahorias entre otros, todas ellas idóneas para ser sembradas en marzo. 

Sembrar en interior 

Si por el contrario nuestro huerto se encuentra a cubierto o en un invernadero, aparte de las plantas citadas anteriormente, podemos sembrar otras que son más sensibles a la temperatura y se recomienda mantener resguardadas en marzo para posteriormente, si lo deseamos, ya trasplantarlas al huerto exterior. Hablamos pues de los tomates, los pepinos, los pimientos y las berenjenas, que requieren unas necesidades caloríficas y lumínicas especiales. 

Normalmente, podremos empezar a recolectar a partir de mayo las hortalizas más tempranas, y entre octubre y noviembre las más tardías como la cebolla. Aunque en la mayoría de los casos este último paso del cultivo se llevará a cabo en junio y julio.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos

Tipos semillas

Tipos de semillas

02 Sep 2015