Partes de las plantas

Publicado por Cristina Yañez, 06 Mar 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Diferentes partes de una planta

En la práctica totalidad de los hogares de nuestro país hay una maceta con alguna planta o un pequeño jardín, ya sea en nuestra propia parcela o en las zonas comunes del edificio. Por eso, nunca está de más conocer la composición de estos seres vivos que están presentes en nuestro día a día y ver cuáles son las partes que las conforman.

LO QUE DEBES SABER...
  • Partes: todas las plantas poseen raíz, tallo y hojas, a los que hay que sumar flores y frutos en algunas especies.
  • Funciones: cada parte cumple una función determinada que van desde la fotosíntesis a la absorción de nutrientes.
  • Organismo: al igual que en el resto de los seres vivos, todos los órganos funcionan en consonancia para favorecer a la planta.

 

Al igual que ocurre en el organismo de cualquier otro ser, cada parte de la planta tiene una función asignada para que el crecimiento y desarrollo sea el adecuado.

 

La raíz

Las plantas están formadas por tres partes principales que son la raíz, el tallo y las hojas. Bien es cierto que muchas poseen flores y frutos, pero vamos a centrarnos en aquellas partes que son comunes a la mayoría de las especies. 

La raíz es el órgano de la planta que se ubica debajo de la tierra y cuyo cometido es el de absorber el agua y las sales minerales del suelo y, por supuesto, sujetar a la planta. Se divide en la raíz principal, de la cual saldrán las raíces secundarias; la caliptra, que es una protección que se encuentra en los extremos; y los pelos absorbentes, que se encargarán de adquirir todos los nutrientes necesarios del suelo. 

El tallo y las hojas 

El tallo, en contraposición a las raíces, crece hacia arriba buscando la ubicación del sol. Sus funciones principales son transportar la savia a todas las partes de la planta y sostener las ramas y las hojas que crezcan a partir de él. Está formado por el cuello, lugar en el cual se une a la raíz; los nudos, de los cuales surgirán las hojas y las ramas; y las yemas, que propiciarán el crecimiento del tallo. Existe una división que los clasifica en leñosos o herbáceos según su dureza. 

En cuanto a las hojas, tienen la misión de realizar la respiración, la fotosíntesis y la transpiración de la planta. Sus partes son el limbo, que es la parte plana; el filamento, por el cual se une al tallo; y la vaina, un ensanchamiento que envuelve al tallo. Según su forma se pueden clasificar en elípticas, lanceoladas, aciculares, etc.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos

Tipos semillas

Tipos de semillas

02 Sep 2015