Cultivar ajos

Publicado por Vanesa Sánchez, 08 Oct 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Plantar ajos en octubre

Los ajos son muy buenos para reducir el colesterol. También tienen efecto antibiótico o antihipertensivo. Por eso una gran opción es cultivarlos nosotros mismos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Los ajos: es uno de los alimentos básicos de nuestra dieta mediterránea, con efectos beneficiosos para la salud. Reduce el colesterol y la hipertensión.
  • Plantación: en primavera y octubre. Plantarlo a una profundidad de 2,5 cm. y a una distancia de 15 cm. una planta de otra.
  • Recolectar ajos: cuando las hojas estén marchitas, dejándolos secar varios días al sol.

 

Para cultivar ajos hay que elegir cuál es la mejor técnica de hacerlo. El ajo es básico en nuestra cocina mediterránea, además de ser una buena fuente de salud.

 

Cómo cultivar ajos

Las épocas perfectas para plantar el ajo son en primavera y otoño. Lo mejor que puedes hacer es plantarlos directamente en la tierra a una profundidad mínima de 2,5 cm. y a unos 15 cm. una planta de otra. Si vas a plantar los ajos en maceteros, se necesita un volumen de 3 litros por cada ajo que vayas a poner.

El tipo de suelo que necesita el ajo para cultivarlo debe ser fértil. Para ello, si tu suelo es muy ligero añade una capa de estiércol, aunque también puedes utilizar un compost bueno. Harás lo mismo si plantas los ajos en macetero. Para plantar los ajos, pon los dientes en la tierra. Estos dientes son los bulbos del ajo y que deben estar a una profundidad de unos 2,5 cm. Los dientes deben estar con la punta hacia arriba.

Plantar ajos en octubre

Si plantas ajos en primavera, te garantizas que tendrás para todo el año, ya que es la fecha de su plantación normal. En el caso de plantarlos en octubre vas a necesitar una variedad de ajo que resista el frío.

El ajo es una planta que necesita de sol, así que sería bueno si pudieras plantar ajos en un lugar donde dé mucho sol. Una vez plantados los ajos deberás regar con frecuencia, porque necesitan de suelos húmedos. Si vives en una zona donde hay lluvias abundantes, no necesitarás regarlos tanto como en otros lugares más secos. Tendrás que tener bien presente esto porque una carencia de agua hace que los ajos crezcan pequeños y el agua abundante favorecerá la aparición de enfermedades.

Una vez que estén plantados los ajos, se recogerán cuando las hojas estén marchitas y se deben dejar secar al sol varios días. Después de esto, se trenzan y se cuelgan en una zona seca y aireada.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos

Tipos semillas

Tipos de semillas

02 Sep 2015