Supersticiones para despedir el año con buen pie

Publicado por canalHOGAR, 29 Nov 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Copas de champagne con un reloj de fondo a punto de marcar las doce y adornos navideños en color oro

¿Quieres empezar el año de la mejor manera y por la vía rápida? Pues no te pierdas esta selección de supersticiones de fin de año para asegurarte éxito, salud, dinero y amor en los doce meses siguientes.

Si hay un día con mayor tradición de rituales para la buena suerte ese es sin duda el 31 de diciembre. Y es que hay supersticiones de fin de año para todo tipo de situaciones y deseos: acumular riquezas, encontrar el amor, gozar de buena salud, espantar los malos augurios, atraer la buena suerte, encontrar un buen trabajo, aumentar la familia… y un larguísimo etcétera. Estos gestos carecen de base científica, y ni que decir tiene que llevarlos a cabo no garantiza el éxito, pero muchos de ellos se han convertido en costumbres que realizamos casi sin darnos cuenta o que simplemente los hacemos “por si acaso”. Así que ya sabes, si quieres poner en práctica estos gestos, coge aire porque no son pocos.

Supersticiones de fin de año

  • Doce uvas: El ritual más generalizado en España consiste en comer doce uvas (una por cada campanada) para asegurarnos un año nuevo lleno de éxitos, aunque en realidad la razón por la que lo hacemos se remonta a 1909, cuando los agricultores de Alicante registraron un excedente de uvas sin parangón, por lo que tuvieron que sacarlas al mercado de todas las formas posibles. Desde entonces, su consumo es ya una tradición inquebrantable.

 

  • Lentejas: Esta costumbre importada de Italia asegura un año próspero si consumes un plato de lentejas el 31 de diciembre. Pero si no lo quieres incluir en el menú de Nochevieja, no te preocupes porque después de la última campanada puedes ingerir una cucharada de esta legumbre para conseguir el mismo beneficio.

 

  • Algo rojo: ¿Quieres tener éxito en el amor? Pues olvídate de apps para buscar pareja porque la solución pasa por vestir una prenda roja durante la última noche del año. Además, también significa dejarlo todo atrás y empezar el 1 de enero desde cero.

 

  • Algo amarillo: Nada de trabajar o estudiar para lograr tus objetivos. Basta con que en fin de año te pongas una prenda o accesorio de este color para obtener riqueza y poder a raudales. Por otra parte, el amarillo tiene bastante mala fama, sobre todo en los países mediterráneos. Habrá que tener cuidado.

 

  • Tres deseos: Antes de sentarte a la mesa, escribe tres deseos que quieras cumplir en el nuevo año y deja el papel pegado a tu cuerpo. Después de las campanadas, quémalo. Ten cuidado con el fuego no sea que tus deseos acaben con tu casa.

 

  • Anillo en la copa: Si introduces un anillo de oro en tu copa a la hora del brindis, serás un imán para el dinero en el año venidero. Pero no olvides donde está tu anillo cuando llegue el momento de beber.

 

  • Velas de colores: Es muy importante que prestes atención al color de las velas que decoran toda tu casa, ya que dependiendo de su tonalidad atraerás una fortuna diferente. Por ejemplo, el azul te traerá paz; el rojo, pasión; el naranja, inteligencia; el amarillo, abundancia; el verde, salud; y el blanco, claridad.

 

  • Pie derecho: Lo de empezar el año con el pie derecho es más que una frase hecha, es toda una tradición a tener en cuenta si quieres iniciar 2018 de la mejor manera. Ya lo sabes, en cuanto acabe la decimosegunda campanada, pisa el suelo con el pie derecho. Otra variante es salir al rellano y cuando suene las doce, entrar en la casa con el pie correspondiente. Eso sí, no olvides llevarte las uvas contigo para que la suerte no te abandone.

 

  • Maletas en la puerta: Deja una maleta en el rellano, fuera de tu casa, antes de que acabe el año. Así, disfrutarás con un montón de viajes en los doce meses siguientes.

 

  • Ropa interior al revés: Si te pones la ropa interior al revés y cuando empiece el nuevo año la vuelves a poner correctamente, tu armario estará desbordado de ropa durante el próximo año. Quizá ayude también hacer alguna visita a las tiendas.

 

  • Cubo de agua: Dedica la mañana del 31 a llenar un cubo de agua poco a poco. Cuando den las doce, viértela por el váter. El agua representa las malas energías, y puedes imaginarte el destino que tendrán.

 

  • Luces encendidas: Si durante el 31 mantienes todas las luces de tu casa encendidas, no dejarás ningún rincón oscuro por el que penetren los malos augurios. De esta manera, el nuevo año vendrá repleto de claridad y desprovisto de mentiras. No sabemos si trae suerte al que lo lleva a cabo o a las compañías eléctricas, pero por si acaso, o dejes de hacerlo.

 

  • Bailar alrededor de un árbol: Que abrazar árboles trae enormes beneficios, es una realidad que se ha podido constatar científicamente, por lo que esta tradición no debería parecernos muy descabellada. Y es que bailar alrededor de un árbol tras la última campanada trae suerte y prosperidad a nuestras vidas.

 

  • Ojos maquillados: Para los antiguos egipcios, el maquillaje era una barrera que impedía que los malos espíritus entraran en sus cuerpos a través de los ojos. Así que, aparte de estar más guapas, estaremos mejorando nuestras vidas.

 

  • Mariposa blanca: Si la primera mariposa que ves volando en el nuevo año es de color blanco, tendrás un año muy próspero. Y sí, existen mariposas invernales y además son especies nocturnas, así que habrá que estar atentos.

 

  • Tener un hijo: Para esta superstición hay que estar preparado con algo de antelación, porque si nace en año nuevo, será un niño afortunado de por vida.

 

  • Barrer: Pasar la escoba por toda la casa y sacar la suciedad por la puerta es un símbolo que implica expulsar las malas vibraciones y la negatividad para todo el año. Es importante no levantar polvo dentro del hogar y conseguir que todo quede fuera.

 

  • Monedas debajo de la alfombra: Pon seis monedas debajo de la alfombra más cercana a la entrada de la casa y, durante el año, comprueba que sigan en el mismo lugar. Si es así, significa que algo bueno está por llegar.

 

  • Nevera y cartera llenas: Si recibes el nuevo año con un frigorífico abarrotado de comida y el monedero lleno de dinero, aseguras seguir en esa línea de abundancia durante los doce meses siguientes.

 

  • Comer cerdo: Según algunas culturas, incluir el cerdo en el menú de Nochevieja es muy positivo ya que nos asegura éxito. Esto se debe a que este animal rasca su nariz en el suelo hacia adelante, lo que se ve como un gesto de progreso.

 

  • No lavar los platos: Si te daba pereza lavar toda la vajilla después de la abundante cena, ahora tienes la mejor excusa para no hacerlo. Y es que si los friegas puede significar la muerte de un ser querido. Por si acaso, déjalos sucios en la pila y el día 2 ya será otra cosa.

 

  • Sujetar una foto: Recibe el nuevo año con una foto u objeto que represente aquello que más deseas, y se cumplirá. Quizá una buena idea es hacerse una foto celebrado haber ganado la Lotería, no hay nada que perder y mucho que ganar.

 

  • Olor a canela: Aparte de ser un aroma que inspira romanticismo y que tiene el poder de suavizar los momentos de tensión, posee una cualidad extra: ayudar a resolver los problemas económicos. Unos minutos antes de las doce, hierve unas ramas de canela con las ventanas y la puerta cerradas para que el olor impregne todo el hogar. No sabemos si surtirá el efecto deseado, pero al menos nos relajará los nervios.

 

  • Colgar una oveja en la puerta: No hace falta que esté viva. Basta con un muñeco o un dibujo que represente a este animal para que no te falte “lana” durante todo el año, o dicho de otra manera: para que tener abundancia en todos los sentidos.

 

  • Hojas de laurel: ¿Quieres cambiar de trabajo? Pon tres hojas de laurel dentro de tu zapato el 31 de diciembre. A la mañana siguiente, quema las hojas y su humo servirá como radar para las empresas que más te gusten, que desearán contar contigo.

 

  • Contar dinero: La afición preferida de Mr. Scrooge  asegura prosperidad económica para el año venidero.

 

  • Paraguas abierto: Si esperas el nuevo año subido a una silla con un paraguas abierto en una mano y una maleta en la otra, tendrás felicidad, suerte y muchos, muchos viajes.

 

  • Azúcar: Lanza un puñado de azúcar en tu casa cuando suene la última campanada y darás buena suerte a todos los que vivan contigo.

 

Como ves, hay supersticiones para todos los gustos y situaciones, pero para llevarlas a cabo deberás armarte de fuerza, paciencia y tiempo. Aunque desde aquí, al margen de los rituales que sigas en Nochevieja, te deseamos un año nuevo lleno de cosas buenas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios