Lugares hermosos para vivir en España

Publicado por canalHOGAR, 26 Ene 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Vista del pueblo de Júzcar.

Las grandes ciudades no son la única opción para echar raíces. En todos los rincones de nuestra geografía existen casas y lugares atípicos alejados de lo convencional y que, con mucho mimo y creatividad, pueden convertirse en verdaderos hogares.

Se dice que para formar un hogar no hace falta más que unas personas que se quieran y un lugar donde vivir. Normalmente, este lugar suele ser una casa o un piso. Sin embargo, hay gente que por necesidad o por gusto decide vivir de una forma alejada de lo convencional.

Repasemos los lugares más hermosos para vivir en España.

- Vivir en una cueva.  Una caverna fue el primer hogar de nuestros antepasados y, pese a que algunos humanos hayamos decidido salir al exterior, aún hay gente que vive en este tipo de lugar. Aunque parezca una solución un poco claustrofóbica, sus defensores argumentan que suponen un lugar mucho más espacioso y cómodo de lo que parece. La mayor ventaja de vivir en una cueva es, sin duda, su pequeño consumo energético. Al estar excavada en roca, las “paredes” de una cueva son mucho más anchas que las de una casa tradicional y el calor o frío que se pierde por ellas es mínimo, llegando a suponer un ahorro energético de hasta el 90%.

La temperatura en el interior de una cueva es muy constante, fluctuando muy poco de una estación a otra. Es un hogar altamente ecológico y realmente especial, sobre todo cuando el ambiente que le rodea es natural. Por lo contrario, la falta de ventanas y la necesidad de un sistema de ventilación son las razones más negativas de vivir en una caverna. En España, el mayor número de casas-cueva se encuentran en Andalucía, donde un hogar excavado en la roca permite resguardarse del intenso calor veraniego. Si te interesa la idea, actualmente hay más de 50 casas-cueva a la venta en el portal Idealista.

- Vivir debajo del agua. La ciencia ficción se ha convertido en realidad y ya hay empresas que permiten la confección de una casa cuyos pisos inferiores estén sumergidos en el mar. Sin embargo, este tipo de oferta no es asequible para todos los públicos. Por “poco” más de 7 millones de euros se puede adquirir en España la casa H2Ome, con 340 metros cuadrados y que se puede ubicar donde el cliente elija.

Diseñada en módulos, la entrada se encuentra a la altura de la tierra, pero el resto de la casa puede estar sumergida en agua hasta una profundidad de 12 metros.

- Vivir en un pueblo totalmente pintado de azul. En Júzcar, Málaga, todas las casas tienen sus paredes exteriores pintadas de un llamativo color azul. Fruto de una brillante idea publicitaria para promocionar la película Los Pitufos, las paredes del pueblo se pintaron en 2011 del color de los famosos personajes creados por Peyo. Una vez terminada la promoción y cuando la productora iba a devolver a las casas su color original, los habitantes de la aldea se negaron aduciendo que preferían que todas las viviendas (incluido el ayuntamiento y la iglesia) siguiesen pintadas de azul. El alcalde estima que este pequeño pueblo de 250 habitantes ha recibido hasta 21.000 turistas curiosos de visitar “el pueblo pitufo”, nombre por el que se le ha empezado a conocer coloquialmente.

- Vivir en una de las casas más estrechas del mundo. Con apenas 107 centímetros de ancho, el portal número 6 de la Plaza de Lope en Valencia es uno de los hogares más estrechos del planeta. Como siempre sucede en estos casos, hay varios domicilios desperdigados por el mundo que aseguran ser los más estrechos que existen. Sea como fuese, la casa valenciana con sus cinco plantas es todo un espectáculo.

Restaurada hace poco y con una fachada de color rosa, cuentan como anécdota que cuando la anterior inquilina se vestía de fallera debía de hacerlo fuera, pues adornada no cabía por la puerta. Si te interesa una casa estrecha, pero quieres disponer de un poco más de espacio, en Plasencia también hay una vivienda famosa por ser estrecha.

- Vivir en la casa más cara de España. Si dispones en tu cuenta bancaria de 45 millones de euros puedes comprar la que está catalogada por Idealista como la casa más cara de nuestro país. Se trata de una villa ubicada cerca de Málaga, con 12 habitaciones y 10 baños.  La extensión total construida de la casa es de 2.632 m² y está dentro de una parcela que tiene 6.663 m² y con conexión directa con la costa. Obviamente, los acabados son en un lujo difícil de imaginar por la gran mayoría de los mortales, como puede ser la existencia de una casa anexa con dos suites para invitados, el centro de spa integrado o su piscina climatizada de 28 metros. Por otro lado, si en lugar de la playa prefieres la montaña puedes hacerte con la segunda casa más costosa de la península por 28 millones de euros. Esta mansión se encuentra en La Massana, cerca del borde entre Cataluña y Andorra. Los 1.290 m² construidos incluyen una lujosa sala de reuniones, 6 habitaciones, 3 oficinas, 3 baños y hasta un establo donde resguardar a tus caballos antes de usarlos para recorrer los 35.790 m² de la parcela que envuelve el hogar.

- Vivir en un camping. Si tu espíritu añora la libertad que supone viajar, una caravana es la mejor opción. Gracias a este vehículo puedes recorrer toda la geografía española sin necesidad de salir de casa. Para aquellos meses que quieras pasar en reposo, existen campings de larga duración en los que se puede acceder a los servicios de agua y electricidad por unos 300-400 euros mensuales. Únicamente es preciso señalar que no es posible empadronarse en un camping, por lo que deberás de tener un lugar oficial de residencia.

- Vivir en una comuna hippie. Para aquellas personas que abogan por un contacto más directo con la tierra y les gusta vivir en comunidad, existe la posibilidad de vivir en Beneficio. Alejado de la civilización, para llegar a este centro hippie es necesario adentrarse por las montañas y bosques de La Alpujarra granadina. Según sus habitantes, el lugar rebosa espiritualidad y es uno de los pocos enclaves donde permanece vigente el lema de “Paz y Amor” que se hizo famoso en el siglo pasado.

Sea cual sea la opción que prefieras, recuerda que tu hogar tiene que ser un lugar en el que puedas sentirte tranquilo y donde las cosas que son importantes para ti puedan estar a buen resguardo, así que no pierdas la oportunidad de consultar los diferentes Seguros de Hogar MAPFRE para encontrar el que mejor se ajuste a tu vivienda y a tu estilo de vida.

 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios