Tipos de casas tradicionales de España

Publicado por canalHOGAR, 22 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Tipos de casas tradicionales de España

Masías, cármenes,  cortijos… si estás buscando casa fuera del entorno urbano, vas a necesitar saber cuáles son las típicas casas tradicionales de cada región española, ya que, aunque todo parezca lo mismo, no lo es y te ahorra mucho tiempo saber qué las define.

Con diferencias mínimas y posibles variaciones particulares, para moverte en la geografía española a través de sus tipos de casas vas a necesitar controlar, como mínimo, esta clasificación general de tipos de casas tradicionales españolas.

Barracas valencianas

Este tipo de construcciones son de origen humilde lo que marca una distribución muy sencilla y unos materiales básicos y económicos, aunque con buena capacidad de aislamiento adaptado a los espacios donde se construían, fundamentalmente junto a las tierras de labranza en el interior valenciano y en la costa, junto a los puertos, para dar alojamiento a labradores y pescadores respectivamente.

Barraca valenciana

 

 

Un Carmen

Si no eres de cerca de Granada (Andalucía), es poco probable que sepas que además de uno de los nombres más comunes en España, los cármenes son un tipo de casa popular de la ciudad granadina muy fácil de encontrar alrededor de la Alhambra. Lo que caracteriza a estas construcciones es su zona de jardín o huerto interior, que a modo de vergel y normalmente con un pequeño punto de agua como una fuente o estanque, se convierte en el centro de la vivienda.

Un Carmen

 

Caseríos vascos

Recios y fuertes, los caseríos vascos son construcciones de piedra aisladas normalmente de núcleos urbanos, se construyen en la montaña, lo que impone su estructura y sus materiales, dedicada a las labores del campo y la ganadería, los caseríos vascos han evolucionado en los últimos tiempos para convertirse en viviendas más cómodas, sencillas, pero llenas de detalles prácticos y actuales, en muchos casos.

Caseríos vascos

 

 

Cigarral toledano

A orillas del Tajo, se construyeron en su tiempo viviendas rurales y de recreo. Los cigarrales también suelen componerse de varias construcciones en torno a una vivienda principal, el terreno para jardín, cuadras o similares también forma parte de la estructura original que define a los clásicos cigarrales toledanos.

Cigarral toledano

Imagen | Atlas Rural

 

 

 

Cortijo

A lo largo y ancho de Andalucía, especialmente en el interior, encontrarás cortijos típicamente andaluces, dedicados a la ganadería y a la agricultura, los cortijos andaluces son grandes construcciones con muchos edificios menores entre los que se suelen incluir cuadras y hasta una pequeña capilla. Los patios interiores recubiertos de azulejo son típicos de los cortijos, tanto como las paredes blancas encaladas, que buscan reflejar el sol y mantener la vivienda aislada.

Cortijo

Imagen | Embelezzia

 

Masía catalana

La típica casa de campo en Cataluña es la masía de origen histórico, bebe de la influencia romana. Durante mucho tiempo, las masías se construían en las tierras de cultivo y en las explotaciones ganaderas para acoger a trabajadores y señores. Ahora las masías catalanas están más ligadas a la cultura popular y se construyen con todo lujo de detalles y con materiales de máxima calidad, manteniendo el aspecto exterior que las caracteriza y en muchos casos, la distribución.

Masía catalana

 

 

Pazos gallegos

Entre las construcciones de lujo de la geografía española destacan los pazos en el norte de la península, son casas de carácter señorial, lo que marca su amplitud y la calidad de los materiales empleados en su construcción, donde priman los materiales naturales y de calidad. La piedra levanta muros gruesos y fuertes en los pazos que normalmente constan de más de un edificio y tienen jardines y tierras en sus alrededores.

Pazos gallegos

 

 

Quintana en Asturias

En medio de los verdes montes asturianos, se erigen las quintanas asturianas,  casas de tradición, con galerías exteriores de maderas, pero recios y fuertes muros de piedra para proteger del frio y la nieva el interior de la vivienda. Lo más tradicional era que la construcción principal estuviera acompañada de hórreo para almacenar los alimentos, una pequeña construcción elevada del suelo también de piedra y/o madera, cercana a la casa, aunque no adosada a ella.

Quintana en Asturias

 

 

Con esta guía básica de los tipos de casas tradicionales de España, te vas a mover con mucha más facilidad por las ofertas de venta y alquiler de construcciones rurales. Compres la casa que compres, entre los Seguros de Hogar MAPFRE encontrarás las coberturas, servicios y asistencias que precises, adaptadas a las condiciones y tipo de construcción, además de a tus necesidades de seguridad y protección.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios