¿Suelo radiante? Mejor por agua

Publicado por canalHOGAR, 09 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Suelo radiante, mejor por agua

Poco a poco y convenciendo a base de ventajas, el suelo radiante es cada día más común como sistema de calefacción en los hogares. Si has decidido disfrutar de sus ventajas en tu vivienda, elige el suelo radiante por agua.

El suelo radiante es un sistema de calefacción que consiste en una red de tuberías que se colocan en el suelo de tu casa, enterradas bajo el revestimiento elegido. Hay dos posibilidades: que los tubos se llenen de agua caliente o de electricidad para provocar calor que calienta el suelo  y sirve de calefacción en la vivienda.

Tanto si eliges suelo radiante por electricidad como si lo prefieres de agua, tendrás un sistema de calefacción efectivo y válido. Sin embargo, éste último, el suelo radiante por agua, cuenta con una serie de ventajas sobre el eléctrico.

1. Control de la temperatura. El suelo radiante puede hacer que el suelo alcance una temperatura máxima de 29 grados, marcado por normativa. Este máximo calentamiento se logra de forma continua y paulatina, evitando picos de calor o de frío y de gasto energético. Dependiendo del tipo de revestimiento que tengas en el suelo, el sistema de calefacción puede tardar en conseguir que tu vivienda alcance la temperatura de confort unas 6 u 8 horas. Esto puede ser una ventaja o desventaja, según las necesidades personales y familiares.

2. Reparto del calor. El suelo radiante por agua ofrece un reparto del calor por la vivienda mucho más homogéneo y uniforme. Mientras que los radiadores o los equipos de aire calor/frío concentran las calorías en un punto y luego éstas deben extenderse por la estancia. El suelo radiante ofrece una superficie caliente completa y constante que afecta por igual a toda la habitación y que además parte del suelo y no del techo, lo que resulta mucho más eficiente.

3. Eficiencia energética. Está comprobado por diferentes estudios que el suelo radiante por agua es más eficiente energéticamente, presentando por lo general, un consumo inferior frente al eléctrico y otros tipos de sistemas de calefacción. El sistema calienta el agua para que llegue a unos 35 y 45º C, mucho menor que los entre 70 y 90º C de los radiadores convencionales.

4. Salud. El suelo radiante por agua es saludable y no presenta ningún tipo de contraindicación. Ni efecto segundario.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también ha hecho su elección en lo que a sistema de calefacción se refiere y  el suelo radiante por agua es la elección de este organismo internacional. La OMS aporta sus argumentos.

• El sistema de calefacción de suelo radiante permite seguir las recomendaciones médicas sobre temperatura en el ambiente que aconsejan que los pies siempre estén más calientes que la cabeza para notar una sensación de bienestar. El suelo radiante proporciona a la zona baja de las habitaciones unos  22/25º C, mientras que a la altura de la cabeza disminuye a unos 20º.

• El suelo radiante no provoca la creación de corrientes de aire por convención muy poco saludables y que suelen levantar polvo, ya que la diferencia de temperatura entre la superficie y el techo no supera los 6-7º C.

• La ausencia de corrientes y el calor constante y moderado hace que la humedad relativa del aire no se modifique por efecto del sistema de calefacción, evitando la sequedad de las mucosas y de la piel.

• La instalación del suelo radiante queda totalmente enterrada y oculta, no hay objetos ni tuberías a la vista que puedan provocar quemaduras. El resultado estético es impecable y facilita la limpieza y el orden en casa.

• La norma limita la temperatura de este tipo de calefacción,  el suelo nunca supera los 29º C, una temperatura inferior a la corporal, de manera que no perjudica a quienes padecen problemas de circulación en las piernas.

Estas condiciones y características de este tipo de climatización explican que hace tiempo que el suelo radiante se instala en los hogares de medio mundo. Puede que la única desventaja de este sistema de climatización sea la instalación, pero una vez superada, queda claro que el gran número de ventajas que ofrece, hace que el tema de la instalación sea asumible.

El ahorro y la salud son los principales factores que hacen que la calefacción por suelo radiante de agua sea la elegida por muchos, pero si necesitas despejar dudas, puedes consultar con tu especialista médico de confianza, la adecuación del sistema a tus condiciones personales y las de tu familia. Los Seguros MAPFRE Salud pone a tu disposición los profesionales del sector que precises, tú eliges.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios