Qué es la pobreza energética y posibles soluciones

Publicado por canalHOGAR, 09 May 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Qué es la pobreza energética y posibles soluciones

Para saber qué es la pobreza energética y las posibles soluciones a este problema es prioritario conocer el contexto social y energético en el que se ha desarrollado el concepto que, aunque data de 1990, continúa hoy en plena vigencia en todo el mundo.

La primera definición que responde a la pregunta qué es la pobreza energética, la dio Brenda Boardman en 1990: “La incapacidad que tiene un hogar para obtener una cantidad adecuada de servicios de la energía por el 10 por ciento de la renta disponible”. Por entonces, ya se apuntaban también posibles soluciones.

Esta primera aproximación al concepto de pobreza energética se vinculó, en Reino Unido, a la satisfacción de las necesidades térmicas de una vivienda, es decir, se circunscribió a la energía necesaria para que un sistema de calefacción adecuado mantuviera una temperatura óptima en una casa, que se fija en unos 21 grados.

La definición de pobreza energética de una casa, por lo tanto, se refiere y se asocia, por lo general, a la carencia económica de un hogar que le impide costear el pago de la energía necesaria para mantener un sistema de calefacción eficiente y a la temperatura adecuada. Los expertos, sin embargo, extienden  el concepto de pobreza energética de una casa, más allá de la calefacción, a todas las necesidades básicas energéticas de una vivienda habitual.

- Los electrodomésticos son necesarios en un hogar y ellos, necesitan de energía eléctrica para funcionar. Si una familia no puede pagar la factura de la luz, haciendo un uso responsable y eficiente de sus electrodomésticos básicos, puede decirse que sufre de pobreza energética.

- El agua caliente también es un bien que se incluye entre las necesidades básicas; sin embargo, para tener este suministro disponible también es necesario contar con algún sistema de calentamiento del agua que funcione mediante energía. Si no puede pagarse la energía necesaria para disfrutar en casa de agua caliente, está casa sufre de pobreza energética.

- Las temperaturas elevadas en un hogar pueden resultar igual de nocivas que el frío; por lo tanto, los sistemas de refrigeración -aire acondicionado o ventiladores- que también se alimentan de energía también son necesarios para contar con una vivienda adecuada. La incapacidad económica para mantener este tipo de sistemas en casa también se considera pobreza energética.

 

 

Teniendo en cuenta, por tanto, esta realidad de las necesidades energéticas de toda vivienda, el concepto de pobreza energética se extiende más allá de la calefacción y se redefine como la incapacidad de un hogar para mantener económicamente las necesidades energéticas básicas y necesarias.

Las causas para la pobreza energética hay que buscarlas en tres circunstancias que suelen combinarse en mayor o menor medida en todos los casos y que tienen como consecuencia directa la pobreza energética.

Renta familiar

La renta familiar en las casas que sufren de pobreza económica es baja o muy baja, en muchos casos por debajo del salario mínimo. Esto hace imposible que se puedan pagar las facturas energéticas necesarias para mantener unas condiciones básicas de habitabilidad del hogar. El total del presupuesto familiar en estos casos se destina a cubrir necesidades aún más básicas, como la comida o la propia vivienda, sin dejar ningún porcentaje disponible para el pago de facturas energéticas.

Precios de la energía

El panorama energético se ha abierto y flexibilizado, pero, sin embargo, y a pesar de las ayudas estatales, los bonos y las ofertas, los precios de las energías tradicionales siguen una pauta al alza, lo que dificulta a muchas familias tener acceso a todo el caudal energético que necesitan para cubrir sus necesidades básicas de calefacción, agua caliente o uso de electrodomésticos.

Eficiencia energética

Este es el punto sobre el que las familias más pueden influir directamente, la eficiencia energética de los hogares ha pasado a primer plano y es un objetivo perseguido, tanto en las nuevas construcciones, como en las casas más antiguas que pueden adaptarse y mejorar su eficiencia energética. La falta de eficiencia energética, las casas mal aisladas, las construcciones deficientes o los electrodomésticos no adecuados colaboran al empobrecimiento energético de una vivienda directamente.

Sabiendo qué es la pobreza energética y conociendo las tres causas principales que la desencadenan, es más sencillo buscar posibles soluciones y entender por dónde irán las mismas. Los expertos apuestan por la eficiencia energética, el fomento de políticas encaminadas a implementar la presencia de otras energías cuidadosas con el medioambiente y más económicas. El Seguro de Hogar MAPFRE colabora activamente con sus asistencias, servicios y coberturas a mejorar la eficiencia energética de las casas que cuida y protege, por lo que supone un instrumento para la lucha contra la pobreza energética.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios