¿Calentador de gas o termo eléctrico? Pros y contras

Publicado por CanalHOGAR, 23 Ago 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

calentador de gas o termo eléctrico, pros y contras

Nos enfrentamos a uno de los clásicos dilemas en el hogar: ¿calentador de gas o termo eléctrico? De momento te podemos avanzar que depende, depende del uso que le des y las necesidades de agua caliente que tengas. Pero nos vamos a centrar más detenidamente en los pros y contras.

Calentador de gas

El funcionamiento de estas calderas permite calentar el agua instantáneamente. El líquido pasa por unos tubos calentados por fuego, ese fuego se genera por la quema del gas. Al abrir el grifo del agua caliente el sistema se activa y cuando lo cerramos se desactiva.

Entre las ventajas de tener un calentador de gas está que el flujo de agua caliente es ilimitado ya que no hace falta almacenarla. Otras ventajas tienen que ver con el consumo y el precio de la energía. En general el gas natural con el que se alimenta la caldera es más barato. Además sólo se gasta cuando se consume agua caliente.

Entre los principales inconvenientes está que se derrocha más agua que con los sistemas eléctricos. Cuando abrimos el grifo el agua caliente tarda un poco en llegar. Además necesitas un caudal mínimo, es decir, que exista presión suficiente para que el agua salga caliente. También necesitarás hacer revisiones periódicas del sistema.

Para resolver la pregunta ¿calentador de gas o termo eléctrico? Pros y contras, necesitas saber las características del segundo elemento.

Termo eléctrico

Los termos eléctricos calientan el agua acumulada en un tanque y la mantienen a la temperatura que indiquemos. Esa temperatura se alcanza gracias a una resistencia eléctrica. Al abrir el grifo, el agua caliente saldrá del depósito.

Entre los pros que encontramos en este sistema es que no necesitarás hacer una instalación de gas y realizar las revisiones periódicas. Además el agua caliente sale inmediatamente cuando la solicitas, sin esperas. En cuanto a la temperatura debes saber que esta es constante: sin sobresaltos. Por último, el agua saldrá caliente siempre, sea cual sea el caudal.

Entre los contras observarás que la caldera eléctrica ocupa mucho espacio. Además cuando terminas con el depósito debes esperar un tiempo a que vuelva a calentar otra gran cantidad de agua. Pero lo peor de todo es que el gasto energético es alto.

En definitiva tal vez lo ideal para un pequeño apartamento en el que viven una o dos personas sea el sistema eléctrico, debido a que no se necesita una gran cantidad de agua caliente. Pero cuando la demanda aumenta es mejor la caldera de gas.

Ya conoces los pros y los contras del calentador de gas y del termo eléctrico. También debes saber que ambos pueden traer problemas a tu hogar. El primero trabaja con gas, una energía peligrosa que debes vigilar. En el segundo sistema, una avería en el tanque puede provocar inundaciones importantes en la casa.

Lo mejor para estar prevenido ante estos percances es contar con un seguro de hogar de MAPFRE. Infórmate sobre sus coberturas y protege tu hogar.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios