Hacer un altillo para aprovechar los techos altos

Publicado por canalHOGAR, 08 Jun 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Hacer un altillo para aprovechar los techos altos

Si se trata de buscar espacio en una vivienda, lo mejor es pensar alto y mirar hacia arriba en el sentido estricto. Si encuentras espacio sobre tu cabeza, ya tienes la solución: hacer un altillo para aprovechar los techos altos de tu hogar.

 

Las viviendas más antiguas y las de algunas zonas se caracterizan por techos altos, muy altos en muchos casos, este espacio que forma parte de la casa, pero que en la mayoría de los casos no se utiliza y muchas veces incluso da problemas al elegir una lámpara adecuada a estas alturas, por ejemplo. Una buena solución y un uso muy práctico es hacer un altillo para aprovechar los techos altos y disfrutar de un espacio extra para almacenaje, entre otros usos.


Crear un altillo admite casi todas las posibilidades en cuanto a materiales, formas, estructuras e incluso usos. Hay que valorar, por lo tanto, el espacio, el uso que prefiramos, las posibilidades de obra o reforma y el presupuesto.


Como punto de partida para inspirar ideas, los altillos más comunes en las viviendas actuales son:

• Un dormitorio extra

Parece cosa de magia, pero no es así,  es un recurso de bricolaje y decoración de interiores muy habitual. Se trata de una opción muy común especialmente indicada para apartamentos o loft de no muchos metros, pero con techos muy altos o con alguna zona de techo alto que pueda aprovecharse. Lo habitual es hacer una pequeña obra en la zona elegida, preferiblemente contra una pared de la vivienda, de tal forma que se instala una plataforma de obra –metal o madera, es lo más común-, consistente y resistente al peso previsto de una cama, una butaca y una cómoda, por ejemplo, aunque el mobiliario puede aumentar en función del espacio y de la solidez del altillo.

• Un espacio para la lectura

De forma semejante a la anterior, aunque en este caso dado el uso, lo ideal es poder situar el altillo cerca de alguna ventana o entrada de luz natural, quizás puedes aprovechar alguna claraboya o ventana del techo o tejado de la casa. Necesitarás hacer una pequeña obra para montar una plataforma, por ejemplo de madera, sobre la que instalaras varias estanterías con tus libros, un cómodo sillón de lectura y un punto de luz, una lámpara de pie, por ejemplo. Si lo que te gusta es coser, hacer patchwork o algún otro tipo de manualidad, este espacio logrado con el altillo, también es perfecto. En esta misma línea el altillo puede convertirse en oficina o espacio de trabajo y en sala de cine, música o televisión.

• Trastero

Uno de los usos más comunes de estos espacios extras que se crean al hacer un altillo es el de tratero o espacio de almacenaje para objetos como maletas, bicis, herramientas, ropa de cama o de diferentes temporadas, así como calzado, y cualquier otro tipo de cosas que necesites almacenar dentro de tu casa. El espacio para este fin nunca sobra en una casa, y construir este tipo de altillo es muy útil y práctico. En este caso, las condiciones que se requieren son mínimas, lo básico un punto con techo alto y una forma práctica de acceder a él.

• En el garaje

Quizás tu vivienda no tenga techos anchos, pero si tienes garaje, sótano o similar, es posible que tengas espacios con techos altos o simplemente alguna esquina o rincón de estos lugares al que no te importe renunciar con tal de ganar un práctico altillo para guardar enseres. Para este uso, quizás lo más práctico sea elegir una plataforma de metal, resistente y consistente para que además resulte fácil su mantenimiento y aguante los cambios de temperatura y posibles humedades. Seguramente lo más adecuado sea un altillo totalmente cerrado y con un acceso por una escalera desplegable, ya que su uso no será tan habitual como en el caso de los altillos que están dentro de las viviendas.

 

 

Aunque todo depende del tipo de altillos y las dimensiones de este, en general, hacer un altillo para aprovechar los techos altos es una reforma sencilla, práctica y económica que aunque requiere cierto tiempo, puede realizarse por aficionados al bricolaje con cierta pericia y práctica. Recuerda que este nuevo espacio ganado a tu vivienda, disfrutará de las ventajas y coberturas del Seguro de Hogar MAPRE, infórmate ahora en una sola llamada, déjanos tu teléfono!



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios