10 pasos a seguir antes de empezar una obra en tu casa

Publicado por canalHOGAR, 20 May 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

 10 pasos a seguir antes de empezar una obra en tu casa

Reformar, renovar o estrenar; sea cual sea la razón, te interesa conocer estos 10 pasos a seguir antes de empezar una obra en tu casa. La planificación y la previsión te ahorrarán muchos disgustos.

 

Las obras en el hogar, en general, son temidas por casi todos y suponen un gran estrés en general; sin embargo, con estos 10 pasos a seguir antes de empezar una obra en tu casa te garantizas la tranquilidad de tener todo previsto y bajo control.


   1. Planificar en papel

Válido tanto para pequeñas reformas como para obras integrales del hogar, antes de tirar el primer muro o cambiar el primer azulejo, lo mejor es verlo sobre el papel. No es necesario que contrates a un profesional cuando se trata de una pequeña obra, ya que tú mismo podrás hacer un sencillo croquis que será muy útil.


   2. Medir sobre el terreno

No te arriesgues con los espacios ni las medidas y si es necesario, comprueba una y otra vez, cuando la obra esté iniciada es mucho más complicado hacer rectificaciones o comprar más material porque falta por medidas erróneas del suelo o las paredes, por ejemplo.

 

   3. Consultar con la comunidad de propietarios

Siempre es recomendable avisar a la comunidad de que vas a iniciar una obra, especialmente importante en el caso de que se vayan a modificar elementos externos como ventanas o terrazas. En muchos casos, existen limitaciones en el color de las ventanas o las formas de los toldos, por ejemplo.

 

   4. Informarse sobre la normativa local

Habitualmente y, por muy pequeña que vaya a ser la obra, es necesario contar con un permiso de obra municipal. Supone hacer un pequeño trámite, pero te ahorrarás muchos disgustos e incluso posibles sanciones económicas.


   5. Pedir diferentes presupuestos

La oferta y la demanda rigen este sector, pedir diferentes presupuestos es la única forma de encontrar el que mejor se adapte a tus necesidades. Lo mejor es fiarse de las recomendaciones de amigos, familiares u otros vecinos, y recurrir siempre a profesionales o empresas serias y legales en las que confiar la reforma de tu hogar.

Sospecha de los presupuestos más económicos y menos detallados, no te guíes por impulsos al elegir los trabajadores para tu obra, y valora su experiencia y consejos profesionales. Cuanto más detallado sea el presupuesto mucho mejor, antes de empezar la obra debe estar convenientemente firmado y aceptado por ambas partes implicadas.

 

 

   6. Organizarse con plazos

Todo depende de la envergadura de la obra, pero lo mejor para ganar en seguridad y tranquilidad, es organizarse las diferentes fases de la obra en plazos de tiempo. Aunque es recomendable ser flexible, debes exigir a los responsables de la obra que te faciliten y cumplan sus plazos de trabajo.


   7. Coordinar proveedores

Si no vas a contratar un responsable de la obra –lo más recomendable-, tú mismo deberás organizar y coordinar el trabajo de los diferentes especialistas: obreros, pintores, fontaneros y electricistas. Además de encargarte de que tengan en su momento la materia prima necesaria para realizar su trabajo: azulejos, pintura o madera, por ejemplo.

 

   8. Presupuestar de forma exacta

Si necesitas pedir financiación para realizar la obra, no esperes al último momento. Debes tener concedido el crédito o préstamo, antes de que las obras comiencen. Por muy ajustado que sea el presupuesto y detallado, cuenta que siempre surgirá algún imprevisto que encarecerá la obra, tenlo en cuenta a la hora organizar tu presupuesto e incluye una partida extra con este fin.

 

   9. Tener previsto un alojamiento alternativo

Si la obra es en tu vivienda habitual de residencia, asume que necesitarás, al menos algún día, un nuevo alojamiento. Habitualmente las obras incluyen trabajos que necesitan secarse, que no pueden pisarse o que exigen cortar luz o agua por un tiempo.

 

   10. Ser flexible y asumir la complejidad

No te desesperes y afronta una obra como lo qué es: un trámite pesado, pero necesario para disfrutar de tu casa reformada y mejorada gracias a la reforma que de forma irremediable tienes que hacer para poder llegar al resultado esperado. Procura realizar la obra en épocas tranquilas de trabajo, por ejemplo, para no sumar estrés.

 

Con estos 10 pasos a seguir antes de empezar una obra en tu casa, lograrás afrontar cualquier tipo de reforma -desde las más sencillas, a las más completas o complicadas- con más tranquilidad y seguridad, además contrata o revisa tu Seguro de Hogar Platino MAPFRE para recurrir a sus coberturas, ante algún posible hecho fortuito que pudiera ocasionar daños en cualquiera de los bienes del hogar asegurados en la póliza.

 

 

NO OLVIDES...
  • Solicitar diferentes presupuestos y analizar cada uno de ellos.
  • Pedir los permisos pertinentes para llevar a cabo la obra.
  • Tener previsto un alojamiento alternativo.
  • Ser flexible y asumir la complejidad. 


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios