Reforma fiscal 2015: formas para librarse a la hora de vender tu casa

Publicado por Covadonga Carrasco, 16 Feb 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Qué hay que saber sobre la reforma fiscal y la venta de casas

En momentos en los que la economía es tan variable y sufre numerosas reformas, es importante conocer algunas de ellas y la manera de actuar si queremos realizar alguna operación, como puede ser la venta de una casa.

LO QUE DEBES SABER...
  • Cuándo vender: son muchos los que no saben cuál es el mejor momento para vender una vivienda y beneficiarse de las nuevas reformas fiscales.
  • Beneficios: los beneficios fiscales deben ser analizados en función de la situación de cada persona.
  • Tipo: el tipo de vivienda que vayamos a vender también modifica la situación en función de si es una vivienda habitual o una segunda vivienda.

Con la reforma fiscal 2015 muchos pensaron que sería mejor vender una vivienda a finales de año o incluso hacerlo durante el siguiente. Sin embargo, si el dinero que se ha ganado con la venta se invierte en un plazo inferior a dos años en otra vivienda, da igual el año en el que se haga, porque a efectos fiscales no existirán ni beneficios fiscales ni penalizaciones por parte de Hacienda.

 

¿Vender en 2015 o en 2016?

Si no es el caso, vender durante este año o hacerlo en 2016, por ejemplo nuestra vivienda de la playa, tendrá una rebaja de los tipos impositivos, aplicándose el 23 % en lugar del 27 % actual o incluso puede pasar de un 21 % al 19 %.

Si la vivienda fue adquirida antes de 1994, es importante venderla lo antes posible para no perder los beneficios fiscales que se han acumulado. Una exención que puede ser de hasta un 11,11 % anual.

Menos perjuicios a la hora de vender nuestra vivienda

Sin embargo, es complicado que el vendedor de una vivienda en una situación económica como la que vivimos pueda “beneficiarse” más que Hacienda, ya que las normativas fiscales, no importa el momento en el que entren en vigor, tienen en cuenta todas las variables posibles para que estas no afecten a las arcas del Estado.

Por eso, es importante que, a la hora de vender una casa, consultemos cuál es nuestra situación personal con un experto y, sobre ella, actuemos de la forma que no solo nos resulte más beneficiosa sino menos perjudicial, y que nuestra operación nos genere los mayores beneficios posibles, tanto si es una vivienda habitual como si es una segunda vivienda.



Comentarios (1)

simeonediego842 comento el 16/02/2015 a las 11:51

Muy interesa bastante este tema ya que tengo una propiedad en venta de mis abuelos y no sabía cómo actuar debido a la nueva reforma fiscal.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios