Pros y contras de vivir de alquiler

Publicado por Covadonga Carrasco, 28 Ene 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Por qué vivir de alquiler

Cuando pensamos en independizarnos es habitual que nuestra familia nos anime a invertir en la compra de una vivienda y nos diga que no “tiremos” el dinero pagando un alquiler. Sin embargo, como pasa con todo, existen pros y contras de vivir de alquiler, veamos cuáles son.

LO QUE DEBES SABER...
  • Movilidad: vivir de alquiler nos permite cambiar de ciudad o incluso de país con mayor facilidad que si tenemos un piso en propiedad.
  • Casero: tendremos que pactar todos y cada uno de los detalles del contrato de alquiler y negociarlos bien para no tener sorpresas en un futuro.
  • Reformas: en una vivienda de alquiler las reformas tendrán que ser aceptadas por el casero antes de llevarlas a cabo y casi siempre correremos con los gastos.

Si somos de los que nos gusta cambiar de ciudad a menudo, o incluso dentro de la misma ciudad preferimos estar cerca del trabajo y mover nuestro hogar en función de esto, está claro que lo ideal es vivir de alquiler. Además, es posible que encontremos viviendas mucho mejores a un precio inferior del que pagaríamos si tuviéramos una hipoteca.

 

Ventajas de vivir de alquiler

Otra de las grandes ventajas de elegir la opción de alquilar una vivienda es que tendremos que hacer menos papeleos, todo será mucho más sencillo y además la inversión de inicio también será mucho menor, ya que no tendremos que pagar impuestos, gastos del banco o notarías, lo máximo que nos pueden pedir es una fianza aparte del alquiler. Además, es bastante común que hoy en día los propietarios cuenten con un seguro de alquiler, algo que no nos perjudicará en ningún momento.

Con el paso del tiempo, es probable que queramos ampliar la familia, así que vivir de alquiler también nos permitirá buscar más rápidamente un espacio mayor o una zona mejor en la que vivir con los nuevos miembros de la familia.

Desventajas de vivir de alquiler

Pero como no todo podía ser perfecto, vivir de alquiler también tiene sus desventajas, entre ellas las de negociar con el casero las condiciones en las que viviremos en su casa: reparaciones, suministros, tiempo de contrato de alquiler, etc.

También necesitaremos permiso de nuestro casero para realizar cualquier tipo de reforma en el interior de la vivienda, algo que casi siempre correrá de nuestro bolsillo y que perderemos en el momento en el que abandonemos el piso.

Si el contrato de alquiler finaliza y nuestro casero no quiere seguir renovándolo, no tendremos otra opción que la de recoger nuestras cosas y marcharnos a otra casa, esperando que no nos suceda lo mismo.

Conociendo todo esto, solo nos queda valorar qué es lo más importante, si los pros o los contras.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de hogar, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

cristinalpez354 comento el 28/01/2015 a las 12:28

Yo opino que, en la actualidad, con la situación de crisis económica que hay y los embargos que se hacen todos los días a gente que no puede pagar su casa, lo mejor es vivir de alquiler hasta que se tenga el dinero suficiente ahorrado.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios