Qué debemos tener en cuenta antes de comprar una segunda vivienda

Publicado por Covadonga Carrasco, 13 Nov 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Comprar segunda vivienda

Seguro que todos, en más de una ocasión, hemos pensado lo bonito que sería tener una segunda vivienda para ir de vacaciones o simplemente para alquilarla y tener unos ingresos extra a largo plazo. Si tenéis la oportunidad de comprar una segunda vivienda y estáis decididos a ello, antes de nada debéis tener en cuenta ciertos aspectos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Impuestos: una segunda vivienda también habrá que incluirla en la declaración de la renta y supondrá un pago extra de impuestos.
  • Situación: antes de lanzarnos a comprar, deberemos conocer la zona, las condiciones climatológicas y los servicios que la vivienda tenga cerca.
  • Solvencia: solo podremos comprarnos una segunda vivienda si vamos a ser capaces de afrontar los pagos de manera cómoda, no por las facilidades que "aparentemente" nos ofrezca el vendedor.

Estos son los puntos que debemos tener en cuenta antes de comprar una segunda vivienda para que esta inversión nos resulte rentable y no sea un auténtico fracaso.

 

No debemos dejarnos llevar por la ilusión

No siempre podemos hacer la adquisición de una vivienda por puro capricho, no se trata de unos zapatos, sino de la siguiente fórmula: segunda vivienda = hipoteca extra. Esto es algo que debemos repetirnos constantemente, por mucho que nos fascine la casa que hemos visto y por maravillosa que nos parezca la oportunidad. Debemos ser coherentes con nuestras posibilidades, porque las “facilidades” que nos anuncian las inmobiliarias o las constructoras no siempre son tal.

También es necesario conocer profundamente la zona en la que está situada la casa, si es un buen barrio, si podremos alquilarla cuando no la usemos, la climatología, si esto va a provocar desgaste o daños en nuestra vivienda, el importe del seguro que necesitaremos para cubrir gastos inesperados, etc.

Pros y contras de comprar una segunda vivienda

Pero, sobre todo, hay que pensar que una segunda vivienda y la declaración de la renta no son términos independientes, también habrá que declarar esta casa y eso supondrá una serie de impuestos extra a la hora de tributar.

En cualquier caso, si aun así nos maravilla la casa que hemos visto, la zona y tenemos el colchón y las posibilidades suficientes para hacer frente a los pagos, tampoco deberíamos volvernos locos, porque no es cuestión de tirar el dinero. Existe la posibilidad de encontrar una segunda vivienda a precios relativamente accesibles. En zonas de costa podemos encontrar auténticas gangas, pero solo si buscamos de la misma forma que si fuésemos a comprar nuestra vivienda habitual, con paciencia y objetividad.



Comentarios (1)

cristinalpez354 comento el 13/11/2014 a las 11:34

Comprarme una casa de verano es algo que he pensado mucho ya que suelo alquilar una cada año y eso también son gastos, pero de momento con la crisis que hay creo que es mejor ahorrar antes de decidirme a comprar.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios